Híbridos y Eléctricos

EICMA

Así es la Yadea Keeness VFD, una moto eléctrica "125" con una buena carga tecnológica

Yadea presenta una moto eléctrica que se desmarca por concepto del resto de modelos de la marca. Se denomina Yadea Keeness VFD, y es una "125" eléctrica que promete una buena carga tecnológica.

Yadea VFD.
Yadea VFD.

Yadea ya tiene un buque insignia para su gama de motos eléctricas. La han presentado con motivo del EICMA celebrado en la ciudad de Milán y se denomina Yadea Keeness VFD. Es una motocicleta de líneas deportivas que por prestaciones se equipara a una 125, y que por concepto se desmarca del resto de modelos de la marca.

La producción de la Keeness VFD está previsto que de comienzo en 2023, y de momento no se ha confirmado su llegada comercial a España, aunque tal y como ha anunciado el director general de Yadea en España, Carlos Wang, su interés para por incluirlos en la gama de modelos española.

El diseño de la Keeness VFD deja claro su enfoque deportivo, aunque por prestaciones se postula para un uso que tendrá lugar mayormente en ciudad. Queda acotada en unas medidas de 2,01 metros de largo, 1,26 de alto y 0,86 de ancho, y contará con llantas de 17 pulgadas y horquilla delantera invertida. Es, por tanto, una motocicleta compacta pero más corpulenta que los modelos que hasta ahora ha presentado Yadea para Europa.

Yadea Keeness VFD.
Yadea Keeness VFD.

Tendrá un motor eléctrico apostado de manera central que rendirá 280 Nm de par motor y 5,5 kW de potencia nominal, y que mandará todo a la rueda trasera a través de una transmisión por cadena. No obstante, como suele suceder con este tipo de motos eléctricas, la potencia máxima está muy por encima de la nominal. En este caso, llega hasta los 10 kW de potencia, que se traducen como 13,5 CV. Esta cifra, unida a su par motor, harán que su aceleración se asemeje más a la de una 200 o 300 centímetros cúbicos.

A pesar de que promete una buena aceleración (anuncian un 0 a 50 kilómetros por hora en 4 segundos), la velocidad máxima se ha limitado con el fin de no sacrificar demasiada autonomía a 100 kilómetros por hora, lo que sigue siendo suficiente, no obstante, para afrontar vías rápidas con ciertas garantías, aunque no serán estas carreteras su hábitat natural.

Al contrario que la mayoría de motos eléctricas de este tipo, el eléctrico será alimentado por un par de baterías de litio ternario extraíbles, por lo que resultará una opción que podrán valorar aquellos que no dispongan de toma de carga en su lugar habitual de aparcamiento. Cada módulo tendrá una capacidad de 2,4 kWh (4,8 kWh totales), y según la marca con una carga completa podrá llegar hasta los 140 kilómetros de autonomía a una velocidad sostenida de 45 kilómetros por hora.

Yadea Keeness VFD
Yadea Keeness VFD

No tendrá ABS, pero sí contará con un sistema CBS de frenada combinada para evitar el bloqueo de las ruedas. Equipará iluminación por completo con tecnología LED, una pantalla de 5 pulgadas como cuadro de instrumentación (probablemente con conectividad con nuestro teléfono, aunque no se menciona), y tendrá un hueco de 16 litros de capacidad en el espacio que deja el falso tanque, entre el manillar y el asiento, aunque no será suficiente como para guardar un casco. Otro aspecto interesante de la Keeness VFD es que contará con un sistema de aprovechamiento de energía en momentos de retención y frenada.

Habrá que esperar a 2023 para saber si la división española de Yadea, finalmente, recibe el okey final por parte de Yadea Global para comercializar la Keeness VFD en nuestro país.

Conversaciones: