Híbridos y Eléctricos

UNA MOTOCICLETA ELÉCTRICA DIFERENTE

Este es el chasis de aluminio y de una sola pieza que hace única a la Sondors Metacycle

Sondors ha mostrado la pieza única que forma el chasis de aluminio de su primera motocicleta eléctrica: un diseño exclusivo que responde a una serie de funcionalidades y que hace que la Metacycle no se parezca en nada a la oferta de sus competidores.

Chasisi sondors Metacycle
Chasis de aluminio y de una sola pieza de Sondors Metacycle.

A mediados de enero de este año Sondors presentó su primera motocicleta eléctrica: la Metacycle llegó para darle un aire nuevo al sector, sobre todo por lo llamativo de su diseño único. La base de sus formas tan especiales es un chasis de aluminio fundido de una sola pieza que nada tiene que ver con los que habitualmente utilizan otros fabricantes creados a base de tubos. El resultado es una arquitectura sin soldaduras a la que Sondors denomina exo-frame’.

Según Sondors, el proceso de fabricación de este chasis es único y exclusivo de la compañía. Su “ingeniosa simplicidad” proporciona una resistencia adicional lo que repercute en una conducción más segura y cómoda al tiempo que mejora el diseño y da como resultado las formas únicas de esta motocicleta eléctrica.

Pero no todo es estética y exclusividad, sino que el cuadro responde a las necesidades de instalación de los componentes del sistema motriz eléctrico. El cuadro presenta dos cavidades principales. La inferior aloja la batería de 4 kWh de capacidad, lo que le permite reducir la altura del centro de gravedad y mejorar el reparto de pesos. Sus formas facilitan el proceso de extracción para proceder a la recarga y a la posterior reinstalación. Tan solo hay que desbloquearla con la llave de la motocicleta y tirar de ella para poder transportarla (pesa 20 kilogramos) gracias a un rebaje en su carcasa.

chasis sondors metacycle

El proceso de fabricación del chasis de la Sondors Metacycle es único y exclusivo de la compañía.

La otra cavidad, la superior, permanece abierta en el formato estándar de la Metacycle. Pero hay una razón por la que esto es así. Sondors ha diseñado tres accesorios que podrán ocupar ese lugar en el cuadro. El primero es un espacio de almacenamiento muy necesario en una motocicleta como esta que no incluye ningún tipo de baúl de transporte. Por ahora, Sondors no ha mostrado ningún prototipo de él, pero es de suponer que incluya un sistema de bloqueo.

La segunda opción será una batería auxiliar de la que no existe tampoco ningún diseño preliminar. La compañía afirma que agregará aproximadamente 3 kWh de capacidad extra, es decir un 75% más de la batería de serie. La autonomía en ciudad, que según el fabricante es de 130 kilómetros podría ampliarse hasta casi los 230, mientras que en conducción mixta, donde la autonomía es de unos 100 kilómetros aumentaría hasta los 175.

Por último, la tercera opción será un cargador de nivel 2 (entre 3,6 y 7,3 kW), que puede considerarse una ‘carga rápida’ para una motocicleta con una batería de pequeño tamaño como es la Metacycle. Esta opción permitirá cargarla en estaciones públicas. La versión de serie cuenta con un cargador sencillo de nivel 1, el equivalente a un schuko.

Sondors Metacycle eléctrica.

Sondors Metacycle.

La Sondors Metacycle de serie, sin ninguno de estos accesorios extra, puede adquirirse en Estados Unidos por 5.000 dólares antes de impuestos (unos 4.200 euros al cambio actual), un precio realmente asequible para una motocicleta eléctrica que gracias a sus características mecánicas debería ser capaz de asumir viajes urbanos y pequeños desplazamientos fuera de la ciudad. Su motor es de 8 kW de potencia nominal (14 kWh de potencia punta) que permite que alcance una velocidad máxima de 130 km /h. La batería de serie, de 4 kWh de capacidad promete hasta 130 kilómetros de autonomía con cada carga.

Conversaciones: