Híbridos y Eléctricos

POTENTE Y MUY DIVERTIDA DE CONDUCIR

Que no te engañe su tamaño, la Tromox Mino es una motocicleta eléctrica de verdad

Ligereza, componentes de calidad y facilidad de manejo son los argumentos de la Tromox Mino para diferenciarse del resto de scooter y motocicletas eléctricas del mercado diseñadas para moverse en la ciudad.

Tromox Mino-portada
Tromox Mino, grandes prestaciones y maniobrabilidad en muy poco espacio.

Tromox es una nueva startup de motocicletas eléctricas que huye del diseño habitual de los scooter urbanos para tomar un formato más parecido a las de motocross, en un tamaño muy reducido, que la hace ideal para circular por la ciudad con un plus de diversión. La Tromox Mino ofrece múltiples opciones de personalización estética y varias opciones de batería para alimentar un motor de 2,5 kW de potencia, capaz de ofrecen en el mejor de los casos hasta 118 kilómetros de autonomía. La empresa china promete estar presente en los principales mercados europeos.

Tromox se dio a conocer en 2019, durante la celebración del EICMA de Milán, donde presentó una motocicleta eléctrica que en su estand parecía más un juguete que una moto de verdad. Sin embargo, nada tiene que ver con una moto para niños. Se trata de un vehículo para adultos que busca diferenciarse en el diseño. Su tamaño reducido y los materiales de sus componentes se traducen en un peso de tan solo 68 kilogramos y en una gran maniobrabilidad. También contribuye a su comodidad una gran facilidad para subir y bajar, gracias a que el asiento se sitúa a 68 centímetros de altura. Precisamente bajo ese cuerpo de mini moto se esconde un vehículo que se homologará como un scooter urbano o como un ciclomotor y que se convierte en un producto único que será sobre todo muy divertido de conducir.

La startup, con sede en Hangzhou, ha contado con la colaboración de una empresa de diseño italiana para desarrollar la apariencia inicial. Su cuadro y su carenado pueden ser personalizados en 30 puntos diferentes para dar a cada cliente múltiples opciones para diferenciarse del resto.

Tromox MIno interior diversion

Tromox Mino promete diversión y utilidad a partes iguales.

En cuanto a su tren motriz, la versión actual que aparece en su página web cuenta con un motor situado en posición central de 2,5 kW de potencia que según la empresa es capaz de recorrer los primeros 100 metros en tan solo 10 segundos. La transmisión se realiza mediante una cadena que es capaz de enviar el máximo par incluso cuando la motocicleta circula a bajas velocidades. Según la empresa, a diferencia de los motores de cubo tradicionales, el nuevo diseño basado en un anillo de acero magnético resistente aporta más potencia, lo que le permite superar sin problemas pendientes de más de 15º.

Se alimenta de una batería que funciona a 60 V y que podrá elegirse en cuatro capacidades: 1,3 kWh, 1,6 kWh, 1,9 kWh y 2,3 kWh. En el mejor de los casos, la autonomía que se puede lograr es de 118 kilómetros, siempre y cuando se circule a una velocidad máxima de 30 km/h. Sin embargo, el motor es capaz de alcanzar hasta los 60 km/h, aunque a esa velocidad, la autonomía se reducirá significativamente.

Su hábitat de funcionamiento natural es la ciudad, pero aun así cuenta con algunos componentes de calidad. El cuadro está fabricado con acero al carbono mediante soldaduras robotizadas con un recubrimiento electroforético que garantiza la durabilidad. El sistema de amortiguación cuenta con una horquilla invertida con amortiguador hidráulico de 570 mm y un basculante trasero con un amortiguador independiente de 230 mm. En ambos es posible ajustar la dureza en función de las necesidades del piloto. El sistema de frenos cuenta con discos de 180 mm en las ruedas delanteras y traseras y pinzas paralelas de un pistón que mejoran el rendimiento de las pinzas flotantes de especificaciones similares.

MINO utiliza un sistema de iluminación de 360​​° formado por una un faro delantero y un piloto trasero led capaces de alcanzar un ángulo de apertura de 270º. La pantalla de control del manillar con certificación IP65 a prueba de agua y polvo integra toda la información necesaria tanto en lo referente a los datos del ordenador de viaje como respecto al estado de la motocicleta y a su configuración.

La aplicación para teléfono móvil de Tromox permite modificar toda la configuración de la motocicleta y cambiar así su rendimiento. La compañía asegura que está trabajando en el desarrollo de un nuevo controlador interno que permita mayores opciones de personalización.

Mientras en China ya se han iniciado las ventas en tiendas físicas y a través de las plataformas on line JD y Tmall, Tromox se ha pasado el último año organizando su red de distribución internacional. Por ahora ya ha firmado acuerdos de distribución en Alemania, Suiza, Bélgica, Portugal, Irán, Japón y Corea. Las ventas en la Unión Europea arrancarán en la primavera de 2021. Los acuerdos en Israel y Estados Unidos están a punto de finalizar.

Tromox Mino interior

Tromox Mino ya está a la venta en China y llegará al mercado euripeo en primavera de 2021.

En China, el Tromox Mino tiene un precio entre 8.000 y 12.000 RMB (aproximadamente entre 1.000 y 1.500 euros), aunque es de esperar que en el resto de los mercados este precio se eleve de forma considerable. Además, actualmente, la compañía está desarrollando una motocicleta eléctrica de mayor tamaño diseñada para alcanzar los 100 km/h.

Conversaciones: