Híbridos y Eléctricos

INFORME DE BMI

La industria del litio necesita invertir más de 40.000 millones para satisfacer la demanda de baterías

Según el informe de Benchmark Mineral Intelligence, la industria del litio necesita invertir 42.000 millones de dólares para satisfacer la demanda de las baterías de los coches eléctricos de aquí a 2030.

inversion litio baterias coches electricos 2030-portada
En relación con otras regiones del mundo, el mercado nacional de litio de China se ha animado en los últimos meses.

La industria del litio necesita una inversión de 42.000 millones de dólares (40.400 millones de euros) para satisfacer la demanda de esta materia prima para las baterías de los coches eléctricos de aquí a 2030. Así lo aseguran las conclusiones del análisis de Benchmark Mineral Intelligence, que calcula que equivale a aproximadamente 7.000 mil millones de dólares al año (6.730 millones de euros) desde ahora hasta 2028, con el objetivo de cubrir las necesidades de la industria para finales de la década.

La tendencia creciente en la oferta y demanda de vehículos eléctricos está activando la guerra de las materias primas necesarias para fabricarlos. Tres son los metales que causarán una lucha comercial de la que ya se ven los primeros brotes. El litio, el níquel y el cobalto serán el nuevo “oro negro” de la industria lo que ya ha provocado que sus precios se hayan disparado hacia sus máximos históricos con la vista puesta en los próximos años y en una previsible escasez de la oferta.

Las baterías de los vehículos eléctricos pueden utilizar carbonato de litio o hidróxido de litio. Sus cantidades se expresan en carbonato de litio equivalente (LCE) que contiene ambos. El déficit en la oferta ha llevado los precios del carbonato de litio a niveles récord que se sitúan por encima de los 50.000 dólares la tonelada en China, según BMI, y que pronostica que la demanda de litio en 2030 alcanzará los 2,4 millones de toneladas de LCE, casi 1,8 millones de toneladas más que las que pronostica que serán necesarias este año, unas 600.000 toneladas, y frente a las 490.000 del año pasado. 

A pesar de que en China se ubica la cuarta reserva más grande de litio del mundo, el metal para las baterías de los vehículos eléctricos se ubica en los lagos salados situados alrededor del Tíbet y Qinghai, una provincia china escasamente poblada que se extiende a gran altitud por la meseta tibetana. Esta condición hace que sea difícil de refinar y de transportar, y en parte explica por qué las empresas chinas, este año, han estado buscando otros yacimientos.

En relación con otras regiones del mundo, el mercado nacional de litio de China se ha animado en los últimos meses, con transacciones más frecuentes y mayores volúmenes de negocio en el mercado al contado, lo que ha provocado una mayor volatilidad de los precios en períodos de tiempo más cortos.

inversion litio baterias coches electricos 2030-interior
Índice de referencia del precio del litio a 22 de abril de 2022. Fuente: Benchmark Mineral Intelligence

En consecuencia, y con el objetivo de vigilar más de cerca estos cambios, Benchmark pasará a publicar datos del mercado de litio en China una vez a la semana, en lugar de hacerlo cada dos semanas como hasta ahora. En este informe incluirá los siguientes precios:

  • Carbonato de litio, EXW China (sin transporte ni documentos), ≥99,5 % Li2O3 (grado de batería).
  • Carbonato de litio, EXW China, ≥99,0 % Li2O3 (grado técnico).
  • Hidróxido de litio, EXW China, ≥56,5 % LiOH.

Para 2030, habrá un déficit de 230.000 toneladas de níquel refinado, según la evaluación de Nickel Forecast de Benchmark. “Los fabricantes de automóviles finalmente se están dando cuenta de su gran desconexión con el mercado de las materias primas”, asegura Cameron Hughes, analista de BMI.

En 2021, un tercio del suministro mundial de níquel refinado provino de Indonesia y se prevé que alcance el 50 % en 2025. Sin embargo, la huella de carbono del níquel indonesio puede ser mucho mayor que la de otras rutas de la cadena de suministro según la evaluación del ciclo de vida (LCA) realizada por Bruna Grossl, de Benchmark.

Conversaciones: