Híbridos y Eléctricos

A PARTIR DE NOVIEMBRE

Reino Unido retira la ayuda a la compra de híbridos enchufables

El Gobierno de Reino Unido ha decidido retirar la subvención que reciben los híbridos enchufables a través de su programa de incentivos y reducir en más de 1.000 euros la de los eléctricos puros.

Los híbridos enchufables dejarán de recibir ayudas a la compra en Reino Unido a partir de noviembre.
Los híbridos enchufables dejarán de recibir ayudas a la compra en Reino Unido a partir de noviembre.

El Gobierno de Reino Unido va a modificar la cuantía del subsidio que hasta ahora se incluían en su programa de incentivos a la compra de vehículos menos contaminantes. A partir del 9 de noviembre, los coches eléctricos puros verán recortada la subvención y los híbridos enchufables no podrán acceder a ningún tipo de ayuda.

El plan de ayudas de Reino Unido establece tres categorías, a las que asigna subsidios de mayor a menor cuantía, en función de las emisiones de CO2 y de su autonomía eléctrica. Así, en la categoría 1 se incluyen todos aquellos vehículos con emisiones menores a 50 g de CO2 por kilómetro y una autonomía en modo eléctrico de al menos 112 kilómetros (70 millas). La categoría 2 también impone unas emisiones de menos de 50 g de CO2 por kilómetro y reduce la autonomía entre 16 y 112 kilómetros. Por último, la categoría 3 incluye todos aquellos vehículos que emitan menos de 50 g de CO2 por kilómetro y tengan una autonomía eléctrica de al menos 32 kilómetros (20 millas).

En la categoría 1 se incluyen todos los vehículos eléctricos de batería, que según el nuevo plan recibirán 3.500 libras (3.970 euros) en lugar de las 4.500 libras (5.104 euros) que venían recibiendo hasta ahora. Las otras dos categorías, en las que se incluyen la totalidad de los híbridos enchufables del mercado actual, ya no recibirán ningún tipo de ayuda. Para que un híbrido enchufable acceda a las nuevas ayudas debería superar los 112 kilómetros en modo eléctrico. Los modelos PHEV con mayor autonomía eléctrica en el mercado actual rondan los 60 kilómetros, mientras que la próxima generación de híbridos enchufables podría llegar al centenar.

Esta decisión del Gobierno, según ha indicado en un comunicado, refleja el éxito del plan de ayudas, una pieza clave del programa Road to Zero, creado para eliminar progresivamente los vehículos movidos por combustibles fósiles en las carreteras de Reino Unido. “El Gobierno centrará ahora su apoyo a los vehículos cero emisiones como los eléctricos de baterías o los movidos por celda de combustible de hidrógeno”, añade el comunicado.

Según sus datos, durante los últimos siete años se han otorgado más de 160.000 subvenciones a la compra de vehículos a través de este programa, de los que aproximadamente 100.000 se han ido a vehículos híbridos enchufables. Para la Society of Motor Manufacturers and Traders (SMMT), que ha criticado la medida, en este año las ventas de vehículos electrificados han aumentado un 22% respecto al año anterior. Sin embargo el mercado de ventas general ha descendido un 7,5% debido a la baja demanda del diésel.

Es de esperar que, dado que el cambio en el programa entrará en vigor a partir del próximo 9 de noviembre, los pedidos de vehículos híbridos enchufables aumenten durante este mes. El ejecutivo adelanta que “si las ventas son más altas de lo esperado, el cambio podría introducirse antes".

El nuevo programa de ayudas también trae consigo una nueva subvención para las bicicletas eléctricas con un fondo de 2 millones de libras (2,2 millones de euros). A través de él se subvencionará el 20% del coste de las bicicletas eléctricas cuyo precio sea inferior a las 5.000 libras (5.600 euros).

Conversaciones: