IMPULSO PARA LA MOVILIDAD ELÉCTRICA

Renault y Nissan podrían fusionarse dentro de 2 años

Renault y Nissan estudian de nuevo las posibilidades de su fusión, lo que supondría un importante empujón para los vehículos eléctricos, autónomos y compartidos.

Carlos Ghosn, presidente y CEO de Renault y Nissan.
Carlos Ghosn, presidente y CEO de Renault y Nissan.

Renault y Nissan se han dado un plazo de dos años para decidir el mecanismo que les permita mejorar su asociación, según la información publicada por AutoNews. La Alianza entre ambos fabricantes, en pie desde 1999, tiene ya casi 20 años de historia. Gracias a ella, ambas empresas han compartido sinergias convirtiéndose en socios estratégicos para los diferentes mercados y líneas de negocio en los que están presentes. Su fusión marcaría el final de la Alianza a la que en 2016 se unió Mitsubishi, con la adquisición por parte de Nissan de una participación mayoritaria.

Los dos fabricantes se encontrarían actualmente inmersos en las conversaciones para encontrar la forma de situar a Renault y Nissan bajo el paraguas de una sola empresa. El límite de dos años de plazo podría tener que ver con que Carlos Ghosn, presidente de ambas compañías, finaliza su mandato en Renault en 2022, aunque según fuentes no oficiales, su renuncia podría adelantarse.

Bloomberg News ya informó en marzo que Renault y Nissan habían iniciado conversaciones para su fusión, lo que supondría un fuerte impulso al desarrollo de vehículos eléctricos, autónomos y compartidos. Sobre estos rumores, Jonathan Adashek, portavoz de la alianza Renault-Nissan-Mitsubishi, declaró que “se están revisando continuamente las opciones para la evolución del negocio, pero actualmente no hay cambios en la estructura operativa o de participación accionaria que anunciar”. El propio Ghosn se encargó de ratificar estas declaraciones el mes pasado.

2017091720361238800

La estructura accionarial de la Alianza

El fabricante francés posee el 43,4% de Nissan, mientras que la compañía japonesa es dueña del 15% de Renault. Por su parte, Nissan compró el 34% de Mitsubishi. Con esta estructura accionarial, la participación en el voto en el Consejo de Administración de cada compañía es compleja. Por un lado, Renault tiene una gran participación de voto en Nissan, pero no puede participar las votaciones de Mitsubishi. Por el otro, Nissan no tiene el peso específico suficiente para decantar las votaciones en el consejo de administración de la marca francesa del rombo.

Según Autonews, una de las posibilidades para dar forma al nuevo holding es emplear como base la empresa conjunta formada por las dos compañías en 2002, Renault-Nissan BV, responsable de la gestión estratégica de la Alianza y constituida bajo la ley holandesa.

Conversaciones: