7 MILLONES DE VEHÍCULOS ELÉCTRICOS

China quiere liderar (aún más) el mercado de vehículos eléctricos

El Gobierno chino ha aumentado los requisitos que exigirá a los fabricantes que operen en el país a partir del próximo 1 de enero. El objetivo es continuar siendo la referencia, pero de más ecológica.

La planta de Chery Jaguar Land Rover Automotive en Changshu, China.
La planta de Chery Jaguar Land Rover Automotive en Changshu, China.

China quiere liderar aún más el mercado de los vehículos eléctricos. Sin embargo, el país que más toneladas de gases invernadero emite –representa un 30% del total de emisiones mundial– quiere ser menos contaminante. Por ello, a partir del próximo 1 de enero el Gobierno del gigante asiático obligará a los fabricantes a cumplir los estrictos requisitos para la producción de automóviles.

A corto plazo, China quiere ser más ecológica. A medio, el objetivo marcado para 2025 es vender alrededor de siete millones de vehículos, lo que supondría el 20% del total de ventas mundial según las estimaciones. Para conseguir ambos, el Ejecutivo ha puesto un marcha un sistema de topes comerciales en el que si un fabricante no cumple con la cuota más baja de producción, podrá comprar créditos de los rivales que sí la superen. En caso de no hacerlo, las compañías podrían enfrentarse a multas por parte del Gobierno o incluso al cierre de sus cadenas de montaje.

Esto obliga a las marcas a acelerar sus procesos de desarrollo, y Volkswagen ha sido el primero en actuar. El grupo alemán, que en 2017 vendió alrededor del 40% de sus vehículos en China, anunció recientemente que presentará unos 40 modelos de vehículos de nueva energía –entre los que se incluyen los híbridos y a los que afecta la medida del Gobierno– en la próxima década. Y todos producidos en el gigante asiático.

Los créditos varían en función de un sistema de puntuación. Por ejemplo, según su autonomía: un vehículo que supere los 400 kilómetros generará más puntos que uno que tenga 300 kilómetros. O según su tecnología, un modelo completamente eléctrico generará más puntos que uno híbrido. Así, el objetivo del Gobierno es financiar hasta un 10% de los vehículos producidos en 2019, que pasará a ser un 12% en 2020, según los cálculos. El porcentaje irá aumentando progresivamente hasta conseguir el objetivo de un parque automovilístico en el que no se use combustible fósil, aunque aún no hay marcada una fecha oficial.

2018112114081460700

Ventas de vehículos eléctricos por trimestre, en miles de unidades. En negro China y en azul el resto del mundo. Fuente: Bloomberg

Este sistema se aplicará a todas las compañías que produzcan más de 30.000 unidades anuales en el país. El grupo alemán BMW, que vende más coches en China que en cualquier otro lugar del mundo, ya produce dos híbridos enchufables allí, y apunta a producir modelos completamente eléctricos a partir de 2020 con el lanzamiento del iX3 SUV. Sin embargo, un estudio de la consultora PwC apunta a que los fabricantes no están suficientemente preparados para un aumento de la producción.

Algunas compañías son conscientes, y han optado por vías alternativas para cumplir con los requisitos. Ford perdió 378 millones de dólares en China en el tercer trimestre de 2018, por lo que ha llegado a un acuerdo con Zotye Automobile, una competidor menor, para producir los vehículos de forma conjunta y poder así obtener los créditos. La marca norteamericana espera fabricar junto a Zotye 15 modelos híbridos y eléctricos en 2025 bajo una nueva marca aún sin confirmar.   

Toyota, Fiat, Honda y Mitsubishi han apostado por otra idea. Las cuatro compañías planean vender el mismo tipo de SUV eléctrico fabricado por Guangzhou Automobile Group, una de las firmas punteras en China. Aunque finalmente tengan diferencias, especialmente en asuntos de marketing, los modelos de cada marca serán casi idénticos.

Ambiciosos objetivos para los camiones eléctricos

Si reducir la contaminación ayuda a obtener subsidios por parte del Gobierno, los camiones eléctricos ayudarán en gran parte a que China cumpla el objetivo. El auge del imparable del comercio electrónico y la posibilidad de acceder a los centros de las ciudades convierten a los vehículos comerciales en uno de los puntos más atractivos para los fabricantes, que cada vez apuestan más por este segmento.

Nissan publicó un informe en el que explicaba que la demanda de camiones ligeros se cuadriplicaría en unos cuatro o cinco años. Su partner, Dongfeng Motors, anunció recientemente que esperaba aumentar la producción hasta las 90.000 unidades anuales para 2022. Uno de sus competidores, Singulato Motors, planea fabricar 50.000 al año.

Conversaciones: