Híbridos y Eléctricos

AUMENTARÁ ASÍ LA DEMANDA

Toyota quiere hacer más asequible la pila de combustible y los coches a hidrógeno

Toyota ha decidido reducir los costes de la pila de combustible para así conseguir aumentar las las ventas de coches propulsados por hidrógeno.

Toyota quiere hacer más asequibles la pila de combustible y los coches a hidrógeno
Toyota quiere hacer más asequibles la pila de combustible y los coches a hidrógeno

Las ventas de los coches de pila de combustible de Toyota no terminan de arrancar, en parte debido a la ausencia de una infraestructura de suministro de hidrógeno, y en parte debido al alto coste de esta tecnología. Pero el  fabricante japonés está decidido cambiar esto, y por ello Toyota planea reducir severamente el coste de los componentes clave para este tipo de automóviles.

El fabricante de automóviles japonés comenzó el desarrollo de vehículos de pila de combustible en 1992 y en el 2014 debutó con el Mirai, su primer modelo de hidrógeno de producción masiva. La capacidad de producción del Mirai ha crecido constantemente, pero el coche sigue siendo costoso, con un precio aproximado de 7 millones de yenes (51.600 euros) en su tierra natal, y por ello solo ha vendido algo más de 5.000 unidades.

Por ese motivo, Toyota ha decidido reducir los costes en tres cuartas partes para el sistema de pila de combustible y otros componentes del sistema de hidrógeno. El primer modelo que se beneficiará de tales recortes en el precio llegará a partir de 2020, y si se cumple la promesa de Toyota, se estima que por entonces el precio de sus vehículos de pila de combustible podría rondar los 30.000 euros.

web-toyota-mirai-fuel-cell-sedan-powertrain

Toyota apunta a ventas anuales superiores a los 30.000 vehículos en todo el mundo, incluyendo más de 10.000 en Japón. También planea dejar de vender motores de gasolina para 2025. La compañía mantendrá a los automóviles híbridos en el centro de su estrategia de electrificación, con híbridos enchufables, automóviles totalmente eléctricos y de pila de combustible. El fabricante pretende vender más de 5.5 millones de vehículos electrificados en 2030 y, al menos, 1 millón serán de pila de combustible y de electricidad con cero emisiones.

La principal característica de los vehículos de pila de combustible es que no producen emisiones de dióxido de carbono, sino que únicamente emiten agua. Además, pueden cargarse en solo tres minutos y viajar a una distancia comparable a los automóviles de gasolina gracias a su gran autonomía. Pero los altos costes de producción y la limitada disponibilidad de estaciones de abastecimiento de hidrógeno han puesto frenos a la expansión de esta tecnología.

Mientras tanto, Toyota seguirá haciendo esfuerzos por desarrollar la infraestructura de producción y distribución de hidrógeno. El pasado mes de diciembre anunció la creación de una empresa conjunta con un consorcio de compañías niponas, incluida la petrolera JXTG Holdings, para desarrollar una red de estaciones de hidrógeno en Japón. Toyota también publicó un plan para construir una de las plantas de energía de pila de combustible más grandes del mundo en la ciudad de Long Beach, California, donde distribuirá hidrógeno producido a partir de residuos agrícolas.

Conversaciones: