TECNOLOGÍA PARA MOTORES HÍBRIDOS

Un artilugio para el escape de los híbridos permitirá ahorrar un 8,5% de energía

BorgWarner ha diseñado un innovador sistema que se acopla a los tubos de escape de los coches híbridos para reducir el consumo de combustible.

El EHRS de BorgWarner permite a los coches híbridos ahorros energéticos de hasta un 8,5%.
El EHRS de BorgWarner permite a los coches híbridos ahorros energéticos de hasta un 8,5%.

BorgWarner ha diseñado un innovador sistema para recuperar el calor que emite el tubo de escape y reutilizar esa energía para reducir el consumo de combustible. El EHRS (Exhaust Heat Recovery System o sistema de recuperación del calor del escape) de la empresa de componentes norteamericana BorgWarner ha sido ideado y diseñado con el fin de aplicarlo a vehículos híbridos (HEV) e híbridos enchufables (PHEV), consiguiendo –según los datos aportados por el fabricante– ahorros de hasta el 8,5% de combustible.

El sistema de BorgWarner básicamente aprovecha el calor de los gases, el cual normalmente se dispersa a través de los tubos de escape, para reducir los tiempos de calentamiento del motor de combustión y aumentar de esta forma su eficiencia. Durante el arranque en frío del motor, la válvula que controla el flujo de los gases de escape los desvía a través de un intercambiador de calor. Aquí es donde la energía térmica del gas calienta los fluidos del subsistema del vehículo, consiguiendo como resultado que el motor se caliente más rápido. Como consecuencia de funcionar a temperatura óptima, se reduce el consumo de combustible del motor y las emisiones que genera.

“Hasta que un motor frío alcanza su temperatura óptima de funcionamiento, es mucho menos eficiente en el consumo de combustible y genera mayores emisiones, que es uno de los desafíos a solventar de cara a las próximas regulaciones de emisiones”, explicó Joe Fadool, presidente y mánager general de la división de emisiones y sistemas térmicos de BorgWarner. “Nuestro EHRS minimiza el tiempo de calentamiento del motor, ayudando a los fabricantes de automóviles de todo el mundo a cumplir con las nuevas y más estrictas normativas.”

Otras ventajas de esta solución es su bajo coste, su tamaño compacto, su ligereza y su fácil instalación en vehículos ya existentes en el mercado. De hecho BorgWarner ya tiene acordado el suministro del EHRS a uno de los principales fabricantes de Estados Unidos, cuyo nombre no ha trascendido. La producción del sistema de recuperación de calor de BorgWarner empezará este mismo año.

Conversaciones: