Híbridos y Eléctricos

RECUBRIMIENTO CERÁMICO

Las baterías sólidas de QuantumScape soportan cientos de cargas rápidas sin apenas degradación

El tiempo de carga es la menor de las ventajas de un coche eléctrico. Para solucionarlo, QuantumScape ofrece una tecnología capaz de soportar cientos de ciclos de apenas 15 minutos sin dañar la batería, aseguran.

baterias-carga-rapida-quantumscape (1)
QuantumScape afirma que sus baterías permiten cientos de ciclos de carga a alta potencia sin daños

La carrera por presentar la próxima generación de baterías es cruenta. Muchas empresas, startups y compañías diversas trabajan para hacer que su pila sea la más eficiente y avanzada del mercado. Saben que su empleo en automoción puede reportar un nuevo mundo de posibilidades, y se entregan a ello. QuantumScape, una de las grandes promesas de la industria acaba de presentar un estudio en el que demuestra que sus baterías son capaces de realizar cientos de ciclos de carga de 15 minutos sin sufrir consecuencias.

En un coche térmico el proceso de repostaje apenas dura cinco minutos. Este se ha esgrimido como uno de los puntos de crítica más habituales de los coches eléctricos. En un eléctrico, el tiempo de espera se alarga hasta la media hora si no queremos reducir la vida útil de la batería. Mientras que muchos se empeñan en hacer baterías más grandes, la clave, en realidad, reside en reducir los tiempos de carga.

Como siempre pasa, las fuerzas se compensan. Si se acelera la velocidad de carga se reduce la duración de la batería, y si se quiere conservar la salud de la pila hay que alargar el tiempo de carga. Hasta ahora, la teoría y la práctica han sido así. Sin embargo, QuantumScape, empresa en la que Volkswagen ha invertido 85 millones, acaba de presentar un estudio muy interesante sobre una batería de estado sólido capaz de soportar cientos de ciclos de carga a alta potencia sin inmutarse.

baterias-carga-rapida-quantumscape (2)

Las baterías en cuestión han completado 400 ciclos de carga consecutivas de 15 minutos, del 10 al 80%, reteniendo más del 80% de la energía inicial.

La compañía, una de las líderes de la industria en el desarrollo de baterías de litio en estado sólido, ha publicado que sus celdas han completado 400 ciclos de carga consecutivas de 15 minutos, del 10 al 80%, siendo estas capaces de retener más del 80% de la energía inicial. Si extrapolamos los datos al mundo real, quiere decir que un coche que tenga una autonomía de 640 kilómetros, puede hacer 400 recargas a alta potencia sin que la batería se degrade en exceso. Eso supone unos 256.000 kilómetros en total.

Las actuales baterías de los vehículos eléctricos ofrecen materiales que con el paso del tiempo pueden verse afectados por la repetición de cargas de alta potencia, lo que acaba reduciendo su autonomía. En un documento técnico muy completo y específico, QuantumScape demuestra que la tecnología actual es sensible, mientras que sus baterías de estado sólido pueden corregir ese problema gracias a su sistema de separación cerámico del electrolito sólido.

Este componente resuelve varias de las limitaciones de las baterías de litio actuales. Aportan estabilidad de la batería, limitando la formación de productos secundarios que resten propiedades. La densidad energética del ánodo es muy superior, llegando a ofrecer datos próximos a los máximos teóricos. Y no sufren tanto ante la baja temperatura de la batería en el proceso de carga. En las pilas de QuantumScape el revestimiento del litio ejerce un mecanismo de defensas, permitiendo cargas más rápidas, incluso cuando la pila no se encuentre en una temperatura óptima.

Conversaciones: