Híbridos y Eléctricos

BATTERY STATION

Silence presenta el sistema que permitirá recuperar autonomía en segundos

No siempre se tiene un enchufe a mano cuando se necesita o no siempre se tiene el tiempo necesario para recargar. Con este sistema podremos recargar en segundos.

intercambio-baterias-silence-battery-station
Silence presenta el sistema que permitirá recuperar autonomía en segundos

Silence sigue avanzando en su estrategia eléctrica. La llegada de nuevos modelos no ha hecho detenerse a una empresa que va camino de ser referencia en nuestro mercado. Tras presentar diversas soluciones de movilidad eléctrica sobre dos y cuatro ruedas, la empresa catalana presenta sus nuevas estaciones de carga. Se llama Battery Station y permite poder recuperar la autonomía eléctrica en apenas segundos. ¿Magia? No te pierdas el vídeo.

Dentro del catálogo de productos de Silence encontramos multitud de alternativas, desde motos hasta cuadriciclos ligeros. Todos ellos movidos por sistemas eléctricos pensados para un desempeño urbano. La disponibilidad de un enchufe no siempre es posible en nuestro día a día, o no siempre se trata de un proceso tan acelerado como en ocasiones nos gustaría, por eso las empresas luchan por reducir los tiempos de espera al mínimo.

El sistema de intercambio de baterías no es nada nuevo, pero rara vez lo vemos llevado a una escala comercial y operativa. Hace poco comprobamos como NIO abría su primera estación de cambio de baterías en Noruega, y ahora llega algo así al segmento ligero de motos y cuadriciclos. Battery Station es el sistema pensado y desarrollado por Silence para recuperar la total autonomía de nuestro vehículo en apenas segundos.

Tal y como se puede comprobar en el vídeo, la maniobra resulta de lo más sencilla. Basta con llegar a una estación de baterías en nuestra moto o cuadriciclo Silence y hacer el intercambio. Una fila de baterías cargadas, o en proceso de carga, serán la fuente de sustitución que necesitamos. Gracias a que las baterías están diseñadas con ruedas y asa, no supone un gran esfuerzo el cambio. Llegar, quitar, conectar, recoger y volver a enchufar.

Silence ha pensado en todo y para todos los vehículos de su flota. Tanto para la moto Silence s01 como para el cuadriciclo Silence s04. Como ya hemos dicho, el proceso parece de lo más sencillo y de lo más rápido. La clave reside en la inmediatez para recuperar la autonomía. No hará falta disponer de instalaciones domésticas o tener que esperar largos minutos. La idea es distribuir diferentes estaciones de baterías por las ciudades para así hacer más fácil el día a día de los usuarios.

Por el momento solo se ha anunciado el prototipo. Llevarlo a la vida real es más complicado de lo que parece porque requiere de ciertos protocolos y acuerdos con gobiernos locales. De seguir los planes tal y como están fijados, Silence espera que para el próximo año ya esté operativo, aunque por el momento se desconoce los emplazamientos o el coste que va a suponer para los usuarios.

Conversaciones: