Híbridos y Eléctricos

EFICIENCIA DEL 97%

Bosch 230: un motor eléctrico de 800 V ultra eficiente para vehículos comerciales

El nuevo motor eléctrico Bosch 230 ha sido diseñado para vehículos eléctricos comerciales medianos y grandes, ofreciendo potencias continuas entre 204 y 313 CV. Cuando se combina con el inversor de carburo de silicio, la eficiencia del sistema alcanza el 97%.

motor-electrico-bosch-230_portada
Motor eléctrico Bosch 230 de 800 V para vehículos eléctricos industriales

Bosch ha aprovechado la celebración del Motor Bella 2021 para presentar allí su nuevo motor eléctrico Bosch 230, un propulsor que ha sido diseñado para vehículos eléctricos comerciales medianos y grandes, desde furgonetas hasta camiones.

Si el futuro de la movilidad pasa por la electrificación y Bosch es uno de los mayores fabricantes de componentes para vehículos, la combinación parece clara. Este año, Bosch invertirá 700 millones de euros en desarrollar soluciones de movilidad eléctrica, un 40% más que en 2020, entre lo cual se incluyen pilas de combustible y, por supuesto, motores eléctricos para vehículos de diversa índole, desde bicicletas hasta camiones.

Durante el desarrollo del Bosch 230, los ingenieros de la compañía han prestado especial atención a la potencia específica continua para conseguir una elevada potencia y par con un diseño compacto que permita una mejor integración en los ejes eléctricos rígidos, el tipo de eje que montan los vehículos industriales para los que está diseñado este motor.

Para ello se ha utilizado la tecnología de bobinado en horquilla en el estator y se ha optado por una refrigeración mixta por aceite y agua. El roto y el estator están refrigerados internamente por aceite, mientras que el resto de piezas activas se han instalado en una camisa de refrigeración por agua. El Bosch 230 tiene una tensión nominal de 800 voltios y está disponible con potencias continuas de entre 204 y 313 CV (150-230 kW).

Otro de los aspectos más interesantes de este motor es la posibilidad de combinarlo con un inversor con tecnología de carburo de silicio (SiC), un componente que también se encuentra en la cartera de productos de Bosch. La tecnología de carburo de silicio aumenta la conductividad eléctrica y reduce las pérdidas de calor, lo que permite frecuencias de conmutación más altas, una mayor densidad de potencia y por ende una mayor eficiencia. Bosch asegura que consigue una eficiencia de hasta el 99% en esta nueva generación de inversores. Cuando se combinan estos dos componentes, el inversor y el motor eléctrico consiguen una eficiencia del sistema de hasta el 97%.

Conversaciones: