Híbridos y Eléctricos

INFORME DE LA CONSULTORA DELOITTE

Nuevos materiales para una nueva movilidad eléctrica y autónoma

La electrificación del automóvil y la conducción autónoma está cambiando los materiales que forman los vehículos tanto en el interior como en el exterior: materiales ligeros y nuevos revestimiento, más duraderos para una mayor vida útil y para una mejor experiencia del usuario.

El coche eléctrico y la conducción autónoma influyen sobre los materiales que conforman los vehículos.
El coche eléctrico y la conducción autónoma influyen sobre los materiales que conforman los vehículos.

Los vehículos electrificados, ya sean híbridos completos sin apenas autonomía eléctrica, como híbridos enchufables o eléctricos puros son el presente y el futuro de la industria del automóvil. Independientemente de la línea de tiempo y de los pronósticos sobre la evolución del mercado, las expectativas de los consumidores y de los fabricantes son claras y se dirigen hacia nuevos paradigmas que también afectan a los materiales que se emplean tanto en el interior como en el exterior de los vehículos.

Un estudio reciente realizado por la consultora Deloitte examinó las principales transformaciones que debe sufrir la industria y el impacto que estas tendrán en la selección de materiales. Desde la autonomía que son capaces de ofrecer las baterías, hasta los revestimientos con el que se fabrican los interiores de los coches eléctricos, el estudio concluyó que los ingenieros y diseñadores de hoy se enfrentan al desafío de integrar múltiples disciplinas.

La expectativa de la industria del automóvil respecto a la movilidad eléctrica también se aplica a los propios materiales: se requerirán menos plásticos y productos derivados y se sustituirán por productos fáciles de reemplazar. También hay una nueva demanda de polímeros livianos de alta gama y materiales para las baterías de alto voltaje. Basándose en la importancia que tendrán los vehículos eléctricos, los criterios de propiedad del vehículo y de su mantenimiento, el estudio prevé que el impacto se centrará en las siguientes cuatro áreas productivas, que es probable que coexistan a largo plazo: materiales ligeros, revestimientos, materiales para las baterías y experiencia en el interior del vehículo.

COnducción autónoma

Materiales ligeros

Durante los últimos 30 años una de las grandes preocupación para los proveedores de materiales y los fabricantes de automóviles es la reducción de peso de los vehículos. El cambio de los vehículos de combustión a los vehículos electrificados este es un desafío fundamental que afecta a la eficiencia del combustible y a la reducción de emisiones. El desafío principal al que se enfrenta hoy en día la tecnología es la autonomía eléctrica de los vehículos, y la conducción autónoma también impactará sobre las especificaciones de los materiales y los diseños.

Revestimientos interiores

Los vehículos también sufrirán cambios importantes en el diseño interior y exterior. Los revestimientos externos serán más funcionales que estéticos ya que estarán destinados a llamar la atención como vehículos integrados en una flota. Además, la vida útil, más larga, exige propiedades anticorrosivas, mayor durabilidad y mayor facilidad para la limpieza.

Por otro lado, la seguridad exige que los vehículos faciliten su visibilidad. Esto implica sensores y sistemas de cámaras que, precisamente deben ofrecer un rendimiento óptimo frente a las inclemencias meteorológicas, la suciedad y la contaminación. Para ser vistos, los vehículos deben ser reflectantes en una amplia gama de longitudes de onda y en condiciones climáticas difíciles,

Los interiores de los vehículos también están experimentando un cambio gradual. El mayor uso puede llevar a los operadores de flotas a renovar los acabados interiores regularmente, lo que requiere diseños y piezas que sean fácilmente reemplazables y resistentes al desgaste. La demanda de varios tipos de superficies hápticas para pantallas informativas y de control está aumentando progresivamente tanto para el ocio como para trabajos profesionales. Existe una mayor necesidad de superficies que reduzcan la suciedad, las huellas dactilares y la contaminación.

Interior del Genesis Mint Concept

Materiales para las baterías

Los materiales que se utilizan para fabricar baterías y la necesidad de aumentar su autonomía plantean los desafíos más importantes en la electrificación. Las innovaciones en la tecnología de las baterías han influido en los materiales que las forman, principalmente en los que se utilizan como aglomerante para unir los materiales de los cátodos, el que forman las juntas y los materiales que componen los electrolitos.

Mejora en la experiencia de usuario

Como se observa hoy en día en otras industrias, la experiencia de conducción está cambiando lentamente del enfoque basado en la comodidad y en la seguridad hacia una mejor experiencia el tránsito, donde la conectividad y el entretenimiento marcan la diferencia. Pantallas OLED, materiales flexibles, superficies hápticas y antimicrobianas se encuentran entre los temas más investigados que contribuirán positivamente a esta nueva experiencia. 

Conversaciones: