VIRALES

Destrozan el coche eléctrico en el programa de Ana Rosa

Ana Rosa Quintana ha puesto en duda la utilidad del coche eléctrico en directo con distintas afirmaciones poco fundamentadas y ninguno de los colaboradores del programa fueron capaces de replicar a la presentadora explicando las bondades y beneficios de la movilidad eléctrica.

Ana Rosa: "Los coches eléctricos son muy caros, muy lentos de cargar y no sirven para recorrer medias distancias".
Ana Rosa: "Los coches eléctricos son muy caros, muy lentos de cargar y no sirven para recorrer medias distancias".

La presentadora de El programa de AR, Ana Rosa Quintana, una de las periodistas más veteranas de Telecinco, ha mostrado públicamente su desconocimiento acerca del coche eléctrico. La presentadora afirmó en directo que los coches eléctricos “son muy caros, no te sirven para hacer ni una media distancia y la recarga tarda muchísimo tiempo“. Ana Rosa, quien asegura ser propietaria de un coche eléctrico y “conocer muy bien” este tipo de vehículos, dijo estar “encantada” con el suyo, pero quiso destacar, dirigiéndose al experto colaborador del programa, que "tienes de autonomía ahora 90 kilómetros; como mucho puedes irte a 40 kilómetros de Madrid y volver”.

Al ser preguntado por las posibilidades del coche eléctrico ante la futura Ley de Cambio Climático, el experto aseguró que “solo es factible si tienes plaza de garaje”. “El problema, ahora mismo, es que la infraestructura de recarga pública todavía es muy deficiente en España”, dijo el experto, y que si tienes plaza de garaje “lo cargas todas las noches, como si fuera un móvil”. Acto seguido, con el colaborador experto en energía al volante de su coche eléctrico, Ana Rosa preguntó acerca de las baterías: “Me gustaría saber de qué están hechas y si son contaminantes”, pero no obtuvo respuesta. Al tratar de realizar la carga del coche eléctrico en un punto público, quienes trataban de explicar cómo es la recarga de un vehículo eléctrico, descubrieron que la estación estaba fuera de servicio. El colaborador afirmó que “este es el problema de los puntos de carga públicos; no te puedes fiar ahora mismo de que esto funcione”. “Primero, hay pocos, y luego, los que hay, pasa como con este, que no tiene conexión y no puedes cargar”, dejó caer. Cuando Ana Rosa recriminó al experto “que no me has contestado a nada”, el colaborador se limitó a decir “no te oigo… es que la oigo fatal”.

Al sacar el experto un cable de su maletero para simular el proceso de recarga y explicarlo a la audiencia, una de las colaboradoras de Ana Rosa espetó: “Eso, para meterlo en el bolso, es un poco complicado”. La presentadora, después de afirmar que “por experiencia propia, el coche eléctrico es una maravilla”, preguntó por la infraestructura de recarga española, a lo que la colaboradora contestó que “existen solamente 162 puntos de recarga” y que, en cambio, en países como Italia, "hay 4.000", aunque la realidad es bien distinta, como más adelante puntualizaremos.

Reacciones en las redes sociales

Sorprendentemente, la comunidad usuaria y defensora de la movilidad eléctrica todavía no ha expresado su opinión al respecto, aunque seguramente no tarde en hacerlo. En cambio, diversos usuarios de la red social Twitter compartieron el punto de vista de Ana Rosa, mientras que otros simplemente se mostraron escépticos:

 

Este usuario fue crítico con la contaminación del sector aéreo:

 

Otros quisieron destacar el hecho de que la reportera viajase en el vehículo eléctrico sin hacer uso del cinturón de seguridad:

 

Sobre las baterías, un usuario aseguró que "te van a crujir" cuando las cambies:

Algunos datos reales sobre el coche eléctrico

Lamentablemente, la imagen que se dio en El programa de Ana Rosa acerca del coche eléctrico dista mucho de la realidad. En la actualidad, los últimos lanzamientos de coches eléctricos alcanzan o superan ampliamente los 400 kilómetros de autonomía. Incluso hay modelos más económicos que rondan los 300 kilómetros por carga y se comercializan por menos de 28.000 euros. Además, a partir de 2022, llegará una nueva generación de vehículos eléctricos con precios que rondarán los 20.000 euros.

Si bien entidades como la Asociación Española para el Desarrollo e Impulso del Vehículo Eléctrico (AEDIVE) reclaman de forma urgente ayudas para el desarrollo de la infraestructura de recarga, según la Asociación Europea de Fabricantes de Automóviles (ACEA), la realidad es que actualmente existen 4.974 puntos en España. De estos, cerca de 200 son de recarga rápida y están disponibles para uso público.

Las baterías de iones de litio que utilizan los coches eléctricos están compuestas por diversos metales, entre los que el litio es el más abundante. El litio es un elemento alcalino que encontramos en la naturaleza. El cobalto es uno de los componentes con menor presencia, pero debido a las dificultades que existen para garantizar su origen, los fabricantes están desarrollando nuevas baterías que prescinden del uso de este material.

Los fabricantes de vehículos eléctricos están creando una cadena de valor que se responsabiliza del desarrollo, fabricación y reciclaje o reutilización de las baterías a lo largo de todo su ciclo de vida. Incluso en países como China, el reciclaje de las baterías de tracción es obligatorio para los constructores de vehículos. En otros, como Japón, Holanda y Estados Unidos, los fabricantes están reutilizando las baterías usadas para estabilizar la red eléctrica y alimentar los puntos de recarga.

Es cierto que las baterías son la parte más cara e importante de los coches eléctricos, pues llegan a suponer el 40% del precio del vehículo. En cambio, todos los fabricantes de automóviles tienen garantizadas sus baterías, llegando incluso a hacerlo durante 8 años sin límite de kilometraje.

Conversaciones: