Toyota explica una estrategia que revolucionará el mercado, capaz de devolver a la vida un mítico deportivo

Los japoneses están decididos a basarse en su herencia para apoyar su futuro. El regreso de nombres míticos puede atraer a numerosos clientes al campo de la movilidad eléctrica.

El Toyota Celica es uno de los coches más famosos de la historia con varias generaciones de éxitos.
El Toyota Celica es uno de los coches más famosos de la historia con varias generaciones de éxitos.
22/11/2023 09:59
Actualizado a 22/11/2023 09:59

El objetivo de Toyota no sólo es incrementar su familia eléctrica, también es aprovechar la ocasión para recuperar una pasión que parecía haberse difuminado en las últimas generaciones. Los japoneses han sido los precursores del cambio eléctrico. Sus híbridos conquistan mercados, pero, reconozcámoslo, no son los coches más pasionales del mundo. Akio Toyoda, presidente de la Corporación Toyota, ha asegurado que no quiere lanzar más coches aburridos. La electrificación les da un empujón en esa estrategia para recuperar algunos de sus nombres más ilustres, como el Toyota Celica.

Con varias generaciones a sus espaldas, el deportivo japonés, nacido en la década de los 70, dijo adiós en el año 2006. Millones de unidades producidas y una herencia sin parangón no fueron suficientes argumentos para mantenerlo con vida. Sin embargo, la nueva etapa de Toyota sí podría recuperar su nombre y otros grandes. Hace unas semanas, durante la celebración del Salón de la Movilidad de Tokio, Toyota presentó en sociedad varios prototipos que adelantan el lanzamiento de nuevos modelos. El Toyota FT-Se nos mostró las ganas de recuperar los deportivos de tamaño compacto.

Toyota FT Se
Toyota quiere recuperar su esencia más pasional con la llegada de nuevos vehículos eléctricos.

Plataforma modular y nuevos paquetes de baterías 

Nombres ilustres del mercado como Celica y MR2 podrían volver más pronto que tarde, pero el trabajo de desarrollo no es nada sencillo. El secreto de Toyota reside en una nueva plataforma para vehículos eléctricos que será capaz de adaptarse a infinidad de modelos diferentes, desde un SUV a un deportivo. Resulta complicado desarrollar una estructura capaz de usarse en modelos de concepto tan dispar. A la hora de diseñar un coche de alto rendimiento la altura es esencial. Cuando más bajo, mejor. Los coches eléctricos suponen un reto adicional por el formato de las baterías. 

La nueva plataforma se basa en tres secciones modulares. Los módulos delantero y trasero son gemelos y producidos mediante un procedimiento de gigacasting que reduce componentes y simplifica el proceso de fabricación. Ambos módulos albergan los motores y la suspensión, que puede alterarse en función del tipo de vehículo. El módulo central, variable, alberga la batería integrada en el suelo. Los ingenieros japoneses están trabajando en un nuevo paquete de baterías prismáticas de alto rendimiento que duplican el alcance con menos tamaño y un coste un 20% inferior. Habrá varias opciones posibles, la más fina con apenas 10 centímetros de altura.

Esta combinación de elementos facilita en gran medida el desarrollo de coches eléctricos deportivos y de baja altura. Tal y como recoge Autocar, en Toyota/Lexus están muy confiados con su desarrollo. Shinya Ito, director general de vehículos electrificados de Lexus, reconoce que el dividir la plataforma en detrimento de una estructura fija con componentes auxiliares les da más flexibilidad y les “permite ser más agresivos”. Tal es así que ambas compañías están desarrollando un cambio manual para sus eléctricos más pasionales. Ya hemos visto algunas pruebas, aunque todavía no sabemos cuándo llegará a la calle. El Supra eléctrico está programado para 2025.

Sobre la firma
foto Javier Gomara
Javier Gómara

Ingeniero de carrera y periodista de motor por placer y pasión. Redactor de Híbridos y Eléctricos desde 2021, cubriendo la actualidad del sector de los vehículos eléctricos y la movilidad sostenible.

Temas