Híbridos y Eléctricos

250.000 UNIDADES PRODUCIDAS

Adiós al BMW i3, un coche eléctrico que formará parte de la historia del automóvil

El BMW i3 es uno de los representantes más avanzados de una era de la movilidad eléctrica. Un coche eléctrico diferente que dice adiós este mes, cuando la fábrica de Leipzig da por concluida su producción.

FIn produccion bmw i3 leipzig coches electrico-portada
El BMW i3 marcó el principio de una nueva era de la movilidad eléctrica para el fabricante alemán, que ahora se cierra con el fin de la producción del que se convertirá en un icono del automovilismo.

La despedida definitiva del BMW i3 marca el final de una era en la planta de Leipzig de BMW. Y también se convierte en un momento trascendental para la historia del automovilismo y de la movilidad eléctrica. Nueve años después de su lanzamiento, el BMW i3 ha sido una fuente de inspiración, un impulsor de la innovación y un pionero del placer de conducir que es el lema de la marca que luce en su calandra. Tras 250.000 unidades producidas llega el momento de la despedida.

La lista de atributos que han acompañado al primer coche eléctrico de producción en serie de BMW es larga. Desde su llegada a un mercado apenas explotado en 2013, se mostró como un espécimen exótico convirtiéndose en un en un clásico con un carisma inconfundible. Tras su periodo de producción ahora pasa a la historia de la compañía como pionero de la movilidad sostenible.

En el mes de julio de 2022 que hoy empieza saldrá de las líneas de producción de Leipzig la última unidad de este compacto que revolucionó el panorama de los coches eléctricos. Con una estética rompedora, fruto de su desarrollo desde cero para ser un coche eléctrico, con unas puertas traseras suicidas y fabricado en fibra de carbono, su diseño no quedó exento de polémicas. Su tren de potencia destacaba por su rendimiento y por la novedad del uso del ‘one pedal’ (generalizado luego en muchos otros modelos). El BMW i3 debería pasar a la historia como un icono de la movilidad eléctrica.

Breve historia

Nacido como un concepto en 2011, la primera generación del BMW i3 se lanzó en 2013 con 190 kilómetros de autonomía. Le acompañaba una segunda versión de rango extendido gracias a un pequeño motor de gasolina de dos cilindros. La primera actualización llegó en 2016, ofreciendo una mayor capacidad de la batería que aumentaba su autonomía hasta los 312 kilómetros. En 2017, sin modificar la capacidad de la batería, BMW lanzó el BMW i3s con un motor con 10 kW más de potencia, una autonomía de 280 kilómetros y algunas características que ofrecían un dinamismo más deportivo.

FIn produccion bmw i3 leipzig coches electrico-interior3
Gracias al BMW i3, la planta de Leipzig se convirtió en el lugar de nacimiento de la movilidad eléctrica en BMW” y seguirá siendo "eléctrica" ​​en el futuro.

A partir de noviembre de 2018, BMW comenzó a vender la versión que actualmente se comercializa, con una nueva batería de 42,2 kWh de capacidad bruta y 37,8 kWh útiles y una autonomía WLTP que está entre los 285 y los 310 kilómetros. Esta última actualización acabó definitivamente con la versión con extensor de autonomía en Europa, que ya no se ofrecía en EE.UU.

En su recta final, el BMW i3 mostró una vez más su lado elegante y extravagante. El BMW i3s HomeRun Edition recibió por primera vez un acabado de pintura Frozen asociado a una máxima de exclusividad: solo se han producido diez unidades de esta edición especial que conmemoraba su despedida.

La producción de estos diez modelos especiales fue un punto culminante final no solo para los empleados involucrados en su producción en la planta de Leipzig. Los clientes de los modelos especiales pudieron presenciar por sí mismos como se remataba el proceso de ensamblaje de sus vehículos en la sala de montaje.

Nueve años de producción

El BMW i3 termina su ciclo de producción con unas cifras de producción impresionantes. Hace solo unos días, de las líneas de la planta de Leipzig salió la unidad número 250.000, lo que convierte al BMW i3 en el vehículo eléctrico del segmento compacto premium más exitoso del mundo. Al contrario de lo que podría esperarse de un modelo que desaparece, su popularidad no decayó a medida que maduraba.

El BMW i3 se ha vendido en más de 74 países de todo el mundo. En muchos de ellos, logró una cuota de mercado significativamente mayor en el segmento de vehículos eléctricos que la marca propia BMW en el área de automóviles de propulsión convencional. También logró inspirar a grupos objetivo adicionales en las ofertas de movilidad premium de BMW. En los primeros años, más del 80 % de todos los compradores del BMW i3 eran nuevos clientes de BMW Group.

FIn produccion bmw i3 leipzig coches electrico-interior2
El BMW i3 termina su ciclo de producción con unas cifras de producción impresionantes. Hace solo unos días, de las líneas de la planta de Leipzig salió la unidad número 250.000, lo que convierte al BMW i3 en el vehículo eléctrico del segmento compacto premium más exitoso del mundo.

Su arquitectura de consta de un chasis de aluminio, en el que se monta el sistema eléctrico e-drive, la suspensión y la batería de alto voltaje, y un habitáculo de plástico reforzado con fibra de carbono (CFRP) denominado Life Drive. Este diseño, desarrollado desde el principio para servir a un vehículo 100 % eléctrico, hizo posible un generoso espacio interior y un diseño del habitáculo y la consola central que reúne alta calidad y alta tecnología.

Lo mismo ocurre con el diseño exterior. El BMW i3 conserva el aspecto rompedor después de nueve años de vida gracias a unas líneas que se buscan más la vanguardia tecnológica que las modas actuales.

Además de la propulsión totalmente eléctrica, el equilibrio ecológico del BMW i3 también se deriva de la elección de los materiales que conforman sus tapizados, orientados hacia la sostenibilidad y la producción que conserva los recursos. Fue el primer modelo de BMW Group en recibir un certificado ISO emitido por auditores independientes en el momento de su lanzamiento al mercado, lo que confirma su empeño medioambiental optimizado a lo largo de todo su ciclo de vida.

El poder simbólico del BMW i3

Estas características no solo han convertido al BMW i3 en un pionero de la transformación hacia una movilidad libre de emisiones. “El BMW i3 tiene un gran poder simbólico”, dice Oliver Zipse, presidente del Consejo de Administración de BMW. Describe el desarrollo del BMW i3 como un excelente ejemplo del "estilo BMW". Esto se caracteriza en particular por su búsqueda de “temas pioneros, de hacer algo diferente y no solo seguir la corriente principal”. Esta mentalidad continúa perdurando, según Zipse, porque “incluso el BMW iX, que es bastante sorprendente en sus capacidades, tiene sus orígenes en esta cultura corporativa”.

Los empleados involucrados en la fabricación del BMW i3 en la planta de BMW Group en Leipzig saben muy bien lo que significa esta cultura en la práctica. Allí se han establecido procesos innovadores, únicos en la industria automotriz, para moldear piezas de carrocería de gran formato a partir de un material de alta tecnología como es el plástico reforzado con fibra de carbono (CFRP). Hoy, BMW Group tiene una experiencia única en el uso industrial de fibra de carbono en la construcción de carrocerías y aluminio para el diseño de componentes de chasis.

FIn produccion bmw i3 leipzig coches electrico-interior3
En el mes de julio de 2022 que hoy empieza saldrá de las líneas de producción de Leipzig la última unidad de este compacto eléctrico que revolucionó el panorama de los coches eléctricos.

Un nuevo comienzo para la fábrica de Leipzig

“El BMW i3 es un verdadero pionero y el epítome del espíritu pionero”, dice Milan Nedeljković, miembro del Consejo de Administración de Producción de BMW. “Gracias al BMW i3, la planta de Leipzig se convirtió en el lugar de nacimiento de la movilidad eléctrica en BMW” y seguirá siendo "eléctrica" ​​en el futuro, dice Nedeljković. "Se convertirá en el centro de la movilidad eléctrica y suministrará componentes a nuestra red de producción en todo el mundo".

Para la planta de Leipzig, la despedida del BMW i3 está vinculada al inicio de un nuevo capítulo en la movilidad eléctrica. En una transición fluida, se fabricarán allí más componentes de la quinta generación de los componentes e-drive para los coches eléctricos de BMW. Además de producir módulos de batería de alto voltaje, una tarea que ya se está haciendo desde mayo de 2021, el año que viene arrancará la de la próxima generación del MINI Countryman eléctrico.

De esta manera, la experiencia en movilidad eléctrica de sus trabajadores, acumulada en los últimos años, se aplicará a nuevos objetivos. Al mismo tiempo la planta de Leipzig se convierte en la primera ubicación en la red de producción global de la compañía donde se fabrican juntos los modelos BMW y MINI.

Conversaciones: