Híbridos y Eléctricos

ECONOMÍA DE ESCALA Y SINERGIAS

Audi asegura que sus coches eléctricos serán tan rentables como los diésel

Los vehículos eléctricos que Audi pondrá en el mercado en los próximos años serán al menos tan rentables como los diésel más equipados de su gama, gracias a la economía de escala y a las sinergias que se generan entre los fabricantes del grupo Volkswagen.

El Audi e-tron será tan rentable como los modelos de combustión.
El Audi e-tron será tan rentable como los modelos de combustión.

Audi asegura que su nueva gama de coches eléctricos, que se iniciará con la llegada del e-tron al mercado europeo en el mes de marzo, será tan rentable como el resto de la gama de combustión. Las economías de escala y las sinergias que se están generando con la cooperación entre los fabricantes del Grupo Volkswagen reducen los costes de desarrollo en un 30%.

En el caso de Audi, la colaboración con Porsche y Lamborghini, pertenecientes también al Grupo Volkswagen, ha dado como resultado la nueva plataforma dedicada a vehículos eléctricos de grandes prestaciones PPE (Premium Platform Electric). Según ha declarado Alexander Seitz, jefe de finanzas de Audi, “no podría dormir bien por la noche si no estuviéramos convencidos de que este camino nos lleva a un nivel de rentabilidad de los modelos eléctricos comparable con los de un diésel bien equipado”.

En esas mismas declaraciones, Seitz aseguró que los costes de desarrollo y los gastos de producción de sus modelos eléctricos, en un entorno de cooperación entre todos los fabricantes del grupo, podrían reducirse en más de un 30% en comparación con una estrategia de desarrollo independiente.

El dirigente alemán no quiso detallar los niveles de rentabilidad a los que se refiere al compararlo con un vehículo diésel con un nivel de equipamiento elevado. Por lo que sabemos, el e-tron comparte algunas características con los Audi A8 y Q8, el Bentley Bentayga y el Lamborghini Urus, fabricados a partir de la plataforma MLB Evo del Grupo Volkswagen, pero que, en gran medida, suponen un desarrollo independiente.

Tren de potencia eléctrico del Porsche Taycan

Tren de potencia eléctrico del Porsche Taycan sobre la Plataforma PPE.

El e-tron no es solo el primer vehículo eléctrico –fabricado en serie y en grandes volúmenes– diseñado por Audi, sino que también es el primero en todo el Grupo Volkswagen que ofrecerá nuevas funcionalidades de conectividad, lo que “tendrá un efecto positivo en el valor residual del vehículo", ha añadido Seitz. “El vehículo puede evolucionar con el tiempo gracias a las actualizaciones OTA (on-the-air)”, remarcó. Las posibilidades que ofrece la tecnología de los motores eléctricos, gracias a la electrónica de potencia, ofrecen la posibilidad de modificar sus parámetros de funcionamiento. A su vez, algunas de las opciones que no se seleccionan en el momento de la compra, podrán ser activadas en remoto posteriormente.

Seitz también asegura que los costes de mantenimiento y reparación, más asequibles gracias a una mecánica más sencilla, como es la eléctrica, también garantizan que el precio de reventa de los modelos eléctricos sean al menos similares a los de los vehículos con motor de combustión. En este caso influyen las lógicas preocupaciones sobre el ciclo de vida de las baterías de tracción, el componente que más dudas suscita en el mercado de segunda mano.

El Audi e-tron ofrece una autonomía que rondará los 400 kilómetros bajo el ciclo WLTP. Para su recarga tendrá acceso a la red de recarga ultrarrápida Ionity en Europa y Electrify America en Estados Unidos, que ofrecen potencias de recarga de hasta 150 kW, que permiten recuperar el 80% de la batería en 30 minutos. Sus dos motores eléctricos ofrecen una potencia de 265 kW (355 CV) y de hasta 300 kW (402 CV) en el modo Boost, con 664 Nm de par motor. Su precio de partida en España será de 82.400 euros.

Plataforma modular eléctrica MEB  de Volkswagen

Plataforma modular eléctrica MEB de Volkswagen.

La estrategia seguida por el grupo alemán es similar para los modelos de mayor producción, basados en la plataforma modular eléctrica MEB, desarrollada por el Grupo Volkswagen para los coches eléctricos de Volkswagen, Seat, Skoda y para los modelos más pequeños de Audi y sobre la que fabricará alumnos 10 millones de vehículos.

Conversaciones: