Híbridos y Eléctricos

ORA PUNK CAT

Este es el Beetle eléctrico chino que ha conseguido enfadar a Volkswagen

Con un diseño extrañamente familiar, Great Wall Motors ha presentado en el Salón de Shanghái el ORA Punk Cat. Un coche eléctrico que ha conseguido atraer la atención de Volkswagen, que podría tomar acciones legales.

ORA Punk Cat.
ORA Punk Cat.

La semana pasada la china Great Wall Motors adelantaba mediante un oscuro teaser la forma de un futuro coche eléctrico que a ojos de todo el mundo, resultaba extrañamente familiar. Días más tarde constatamos que, efectivamente, el recién presentado ORA Punk Cat era un Beetle interpretado por el gigante chino en clave eléctrica, un coche que está en el punto de mira del departamento legal de Volkswagen.

No fue el único coche que el fabricante chino presentó en su salón del automóvil local, ya que también pusieron ante el público al ORA Lightning Cat, una berlina de mayores proporciones que los Good Cat y Punk Cat.

Con su particular iteración del Beetle, pues, ORA ha conseguido atraer la atención de Volkswagen. En unas declaraciones hechas al medio americano Carscoops, un portavoz de la firma alemana comentaba: "Estamos revisando este asunto en relación con cualquier violación de los derechos de diseño o modelo de utilidad de Volkswagen AG y nos reservamos el derecho de tomar las medidas legales necesarias".

El tópico de las copias chinas vuelve a tomar protagonismo, parece, con Great Wall Motors en el punto de mira. Recordemos que no se trata de un fabricante cualquiera, pues se trata de un socio estratégico clave en el porvenir del próximo MINI eléctrico. Y es que el consorcio chino tiene un suculento trato con BMW, pues serán los encargados de fabricar la versión eléctrica de la la próxima generación del clásico utilitario británico.

ORA Punk Cat.

Tanto al delantera como la trasera del ORA Punk Cat están claramente inspirados en el Beetle clásico.

Si bien el parecido (o la inspiración) del Ora Punk Cat con el Volkswagen Beetle clásico es innegable, lo cierto es que la firma china está esbozando diseños de producción que beben directamente de los diseños clásicos europeos. Fue algo que comentamos cuando conocimos las primeras fotografías del ORA Good Cat, que luce una imagen, parece, a medio camino entre un utilitario con líneas de Porsche 911 y un Beetle, y en torno a esta imagen está forjando una identidad de marca, por lo que las medidas legales que pueda tomar Volkswagen pueden no llegar a buen puerto.

A ello se ha de añadir que ya existen antecedentes de denuncias por parte de marcas europeas y americanas a fabricantes chinos que no llegaron a buen puerto por no infligir directamente ningún tipo de nombre o marca comercial.

Sea como fuere, si Volkswagen finalmente se acaba implicando en una causa legal uno de los motivos puede estar tras el registro bajo su dominio de varios nombres en la oficina de patentes, entre los que figuraba e-Beetle. Sin embargo este hecho no tiene por qué traducirse en un Beetle eléctrico de producción, y aún sin noticias oficiales por parte de Volkswagen, puede tratarse de una simple maniobra para que nadie haga uso de esta marca o bien de los esperados restomods eléctricos que parece que en algún momento la firma alemana sacará a la luz.

Obviando su diseño y en base a su esquema eléctrico, lo cierto es que el ORA Punk Cat se plantea como un coche eléctrico realmente competente. Sus datos técnicos aún no han sido revelados por la firma china, pero si heredase el tren de potencia eléctrico del Good Cat podría llegar a recorrer más de 400 kilómetros con una carga completa. Se espera que el coche eléctrico chino entre en la línea de producción antes de finales de este mismo año.

Conversaciones: