Híbridos y Eléctricos

EL AIRBUS DE LAS BATERÍAS

BMW frustra a Merkel por su escaso interés por fabricar baterías para vehículos eléctricos

BMW no se muestra interesada en producir sus propias baterías para vehículos eléctricos y no renuncia a trabajar con proveedores externos, ya sean asiáticos o europeos.

BMW no muestra interés por fabricar sus propias baterías para sus coches eléctricos.
BMW no muestra interés por fabricar sus propias baterías para sus coches eléctricos.

El esfuerzo del gobierno alemán por impulsar la fabricación de baterías para vehículos eléctricos en Europa no parece estar causando impacto en uno de sus fabricantes más emblemáticos: BMW. El grupo bávaro cree que no tiene sentido que todos los fabricantes ensamblen sus baterías, y está dispuesto a trabajar con los proveedores existentes o a unirse a uno de los consorcios europeos que se están formando.

El plan alemán apoya la iniciativa de la Unión Europea para promover una industria europea que sea capaz de competir con sus rivales asiáticos, que actualmente dominan este mercado, a la vez que sirve de ayuda para cumplir los objetivos climáticos europeos. Un plan impulsado también por Francia para establecer lo que se ha denominado el “Airbus” europeo para la producción de celdas de batería para competir con los productores que están mejor posicionados para reducir el coste de los productos clave que las componen.

Para Nicolas Peter, director financiero de BMW, “no tiene sentido que todos los fabricantes de automóviles fabriquen sus propias celdas de batería”. Hace unos días se celebró una reunión en Berlín entre la canciller alemana Angela Merkel, el ministro de Transporte, Andreas Scheuer, y los directores ejecutivos de los tres fabricantes más importantes de Alemania, BMW, Volkswagen y Daimler. Después de tres horas de conversación, acabó sin resultados concretos, aumentando la sensación de que el proyecto alemán transcurre a cámara lenta.

Tras la reunión, Scheuer criticó a la industria más grande del país por no fabricar suficientes coches eléctricos: “En este momento, ¿cómo pueden los consumidores acudir a los concesionarios y experimentar la movilidad eléctrica de primera mano?"

Northvolt y sus socios levantarán dos fábricas de baterías en Europa

En una futura reunión, está previsto reanudar las conversaciones con el objetivo de impulsar los proyectos de expansión de la infraestructura de recarga.

Estrategias alemanas

El gobierno de Merkel está redoblando sus esfuerzos para actualizar la industria de la automoción alemana. Además planea la actual red de 17.000 cargadores públicos construyendo una red de carga que pueda abastecer al parque móvil de coches eléctricos que recorrerán sus carreteras en 2030, que se prevé que sumarán entre 7 y 10 millones de unidades.

Mientras que BMW no muestra mayor interés, Volkswagen seleccionó en mayo a la empresa sueca Northvolt como su socio para comenzar la producción de celdas de batería en Alemania con una inversión de casi mil millones de euros. Además posee una participación accionarial por valor de 900 millones de euros que se dedicarán a la formación de una empresa conjunta Northvolt capitalizada al 50%, que pondrá en pie una segunda instalación en la ciudad alemana de Salzgitter, en la Baja Sajonia, además de otras actividades conjuntas relacionadas con las baterías.

BMW posee una participación en Northvolt con quien mantiene un acuerdo, junto con la belga Umicore, para la puesta en marcha de una cadena completa de suministro de baterías sostenibles para vehículos eléctricos, incluido el reciclaje final.

En el NEXTGen el evento celebrado por BMW esta semana, confirmó sus planes de electrificación con 25 modelos electrificados en 2023. Además anunció el nuevo modo eléctrico para sus híbridos enchufables, forzado por la geolocalización, y presentó un nuevo prototipo eléctrico y un nuevo concepto de motocicleta eléctrica.

Conversaciones: