Híbridos y Eléctricos

LANZAMIENTO A PARTIR DE 2024

BMW i2, el coche eléctrico ‘barato’ que BMW podría desarrollar junto a Mercedes-Benz

BMW y Daimler podrían desarrollar conjuntamente un nuevo coche eléctrico de menor tamaño y más barato que el BMW i3.

BMW y Daimler están conversando para fabricar un coche eléctrico pequeño.
BMW y Daimler están conversando para fabricar un coche eléctrico pequeño.

La semana pasada conocimos que existe un acercamiento entre Daimler y BMW con el objetivo de ahorrar hasta 7.000 millones de euros en costes de desarrollo de coches eléctricos. Esta futurible alianza entre los dos fabricantes alemanes podría dar como resultado un nuevo vehículo eléctrico, más barato y de menor tamaño que el i3, que llegaría al mercado a partir de 2024.

Según la información publicada en la revista alemana Manager Magazin, las conversaciones entre las dos marcas líderes del sur de Alemania se han intensificado en los últimos meses, aunque la publicación asegura que ya llevan al menos tres años negociando. De acuerdo a esta fuente, BMW estaría dispuesta a arrancar el desarrollo –conjuntamente con Daimler– de un vehículo eléctrico que Klaus Föhlich, jefe de desarrollo de BMW, estaría pensando en llamar i2.

El hipotético BMW i2 se construiría sobre la plataforma existente del i3, pero en cambio, para abaratar costes y hacerlo más competitivo en el mercado, prescindiría del costoso chasis de carbono y reduciría sus dimensiones para aterrizar en el segmento de coches urbanos. Para hacerlo más asequible, además de utilizar materiales más baratos y compartir la plataforma, el i2 será un coche de menor capacidad, con unos 300 kilómetros de autonomía.

bmw-daimler-carhsaring

BMW y Daimler han fusionado sus servicios de carsharing.

Con un precio de partida de 30.000 euros, este coche eléctrico se situaría muy por debajo del i3 en lo que a desembolso se refiere, además de ser una opción mucho más interesante para los servicios de carsharing que Daimler y BMW acaban de fusionar en una única marca. El objetivo de ambas compañías es el de superar el medio millón de vehículos eléctricos para 2024.

Por el momento se desconoce si los planes de Daimler involucrarán su marca principal, Mercedes-Benz, o lo hará a través de Smart, la filial especializada en vehículos urbanos. Sea como fuere, lo que está claro es que el futuro de la movilidad eléctrica en BMW y Daimler pasa por unir sus lazos, ya sea a través de los servicios de vehículos compartidos o en lo que a la producción de coches eléctricos se refiere. Otro factor de peso en esta etapa de cambios es la designación de Ola Kallenius como sucesor de Dieter Zetsche al mando de Daimler. El sueco tomará el cargo de CEO de la compañía en mayo, y entre sus objetivos están los de abaratar costes y ser más eficientes en la transición al vehículo eléctrico.

Conversaciones: