Híbridos y Eléctricos

EN BRASIL

BYD pone en marcha una nueva planta de baterías de litio-ferrofosfato para autobuses eléctricos

La nueva fábrica, totalmente automatizada y robotizada y que ya ha comenzado sus operaciones, producirá inicialmente 18.000 módulos de baterías anuales que podrán ser ampliados si la demanda lo exige.

El equipo de ensamblaje de baterías en la fábrica de BYD en Manaos
El equipo de ensamblaje de baterías en la fábrica de BYD en Manaos

BYD ha comenzado a operar una nueva fábrica de baterías de litio-ferrofosfato (LiFePO4) en Brasil, con una capacidad de producción de hasta 18.000 módulos de batería por año. Estas baterías están destinadas especialmente para ser instaladas en el chasis de sus autobuses eléctricos, un mercado en el que el gigante chino es protagonista principal ya que muchas de sus unidades ya circulan por las principales ciudades europeas, incluidas las españolas.

Esta nueva planta es la tercera que BYD pone en marcha en el país sudamericano, aunque es la primera dedicada al ensamblaje de baterías. Se encuentra ubicada en el norteño Estado de Amazonas, en la Zona Industrial de Manaos. La compañía ha invertido inicialmente en ella 2,7 millones de dólares (2,25 millones de euros) en ella, para cubrir una superficie de 5.000 m2 que permitirá, en un futuro, ampliar las instalaciones para aumentar la producción en caso de ser necesario.

En esta primera fase, la capacidad de la nueva planta será de hasta 18.000 módulos de batería anuales. Desde su puesta en marcha hasta finales del mes de septiembre se fabricarán los primeros 1.000 módulos, lo que la acercaría prácticamente a cumplir la cuota mensual para lograr el objetivo anual. En la actualidad se producen 48 módulos de batería cada día. Las líneas de producción de la nueva planta están altamente automatizadas y robotizadas, lo que, según la empresa, “garantiza la calidad y seguridad del producto”.

Automatizacion Manaos BYD

La nueva fábrica de Manaos está altamente automatizada y robotizada, lo que asegura la calidad del producto.

Las baterías de litio-ferrofosfato (LFP- LiFePO4) no se emplean habitualmente en vehículos eléctricos de pequeño tamaño ya que su densidad energética es inferior a las NCM (níquel-cobalto-manganeso) o a las NCA (níquel-cobalto-aluminio). Sin embargo la ausencia de cobalto entre los componentes del cátodo de estas baterías abarata significativamente su coste de producción por lo que se ha limitado a vehículos de gran tamaño, en los que el espacio disponible es mayor y se puede compensar la menor densidad energética con el incremento de módulos.

Según Tyler Li, Country Manager de BYD Brasil, la inversión está abierta a asociarse con otras empresas interesadas en mejorar su flota eléctrica, “Nuestra propuesta es popularizar y facilitar la electrificación de la movilidad y el equipamiento en el país”. La ciudad de São José dos Campos, ubicada al sur del país, en el estado de São Paulo, será la primera en beneficiarse de las baterías producidas en Brasil. BYD le suministrará 12 autobuses articulados 100% eléctricos de 22 metros que se unirán a las operaciones de la flota de transporte público de la ciudad.

BYD en Brasil y Sudamérica

Con unos costes operativos inferiores a los diésel convencionales, los autobuses eléctricos de BYD han sido pioneros en Brasil. Según la compañía, el coste de una recarga eléctrica equivale a solo el 25% de lo que cuesta el combustible. También supone un ahorro en el mantenimiento ya que el reducido número de piezas de este tipo de vehículos supone un ahorro considerable a lo largo del tiempo. En consecuencia el coste total de operación a lo largo de los años de servicio de los autobuses eléctricos compensa su mayor inversión inicial.

Control calidad Manaos BYD

Algunos trabajos finales precisan de la intervención de operarios para completar el ensamblaje de los módulos de batería en la fábrica de Manaos de BYD.

En 2015, BYD puso en marcha una planta de producción de chasis para autobuses eléctricos, además de vender vehículos eléctricos y montacargas en Campinas, ubicada en el Estado de São Paulo. En abril de 2017, inauguró su segunda planta en la que se fabrican módulos fotovoltaicos, consolidándose como uno de los líderes de este importante mercado en Brasil. BYD también es responsable de dos proyectos SkyRail (monorriel) en el país: en Salvador, con el “VLT do Subúrbio” de cruce marítimo, y en la ciudad de São Paulo, con la “Línea 17 - Línea Dorada” del metro. En total, BYD Brasil tiene 365 empleados en las ciudades de Campinas, São Paulo, Salvador, Manaos, Vitória, Curitiba y Río de Janeiro.

El mercado latinoamericano, BYD se está expandiendo rápidamente y otras soluciones de transporte de la compañía, como sus buses, taxis y camiones 100% eléctricos, están operando con éxito en los mercados de muchos países en la región, incluidos Chile, Brasil, Colombia, Ecuador, Argentina, Perú y Uruguay. A nivel mundial, los vehículos de BYD se han extendido a más de 300 ciudades en más de 50 países y regiones.

Conversaciones: