Híbridos y Eléctricos

LA DIRECCIÓN PIDE MÁS AMBICIÓN

Cariad, la división de software de los coches eléctricos de Volkswagen, contra las cuerdas

La junta de Supervisión del Grupo Volkswagen ha exigido a su división de software, Cariad, un plan modificado y más ambicioso. Lo que se ha presentado hasta ahora “no es suficiente” para lo que es la columna vertebral de su estrategia.

Cariad software grupo volkswagen nuevo plan-portada
El software forma parte fundamental de la transformación del Grupo Volkswagen: Será responsable de la manera de fabricar y vender los vehículos, además de hacerlos más agradables de conducir y de convertirlos en vehículos autónomos.

La división de software de Volkswagen, cuya responsabilidad en la Junta directiva del grupo alemán recae directamente sobre Herbert Diess, debe presentar un plan reelaborado antes del verano ya que lo propuesto hasta ahora “no es suficiente”. Cariad se encuentra ahora ante la necesidad de replantearse su procesos y dotarlos de una mayor ambición, ya que su trabajo es el elemento central de la reinvención del grupo como empresa, ya que afecta a la manera en la que se fabricarán y se venderán sus coches eléctricos y autónomos.

La electrificación es solo una parte de la transformación del Grupo Volkswagen. El software forma parte importante de él y es el responsable de que se pueda incluir en todo el ecosistema que tiene planteado la marca. La empresa Cariad agrupa todas sus competencias de software y hardware. Su objetivo es construir una tecnología unificada y una plataforma de software que incluye un sistema operativo para vehículos eléctricos, sustentada en la nube con una arquitectura unificada para todas las marcas del Grupo.

El coche del futuro estará impulsado por los datos que mostrarán lo que quiere el conductor en cada momento: la ruta que ahorra más energía o la que le lleva más rápido a su destino. Los datos ayudan a conducir, para que el conductor no tenga que intervenir, a estacionar el automóvil de manera segura o a recargarlo cuando sea necesario. Pero no se queda ahí. La manera de construir y de vender un coche eléctrico y autónomo también estará gobernada por el software. Para manejar toda esa gran cantidad de datos es necesario unificar todo el hardware y el software en una sola plataforma.

Sin embargo, para la Junta de Supervisión del Grupo Volkswagen los planes actuales de Cariad no son suficientes. Por eso ha pedido a la dirección que presente un plan modificado para la división de software, que forma la columna vertebral de su estrategia y que en algunos momentos ha tenido problemas para implementar con efectividad sus trabajos en los vehículos.

Familia Volkswagen ID coches electricos id House Madrid-interior5
Actualizaciones de software de la gama ID. de Volkswagen.

La junta espera que esta actualización se presente en la última reunión que se celebrará antes de las vacaciones de verano, aunque por ahora no se ha señalado una fecha definitiva, según indican fuente cercanas mencionadas por Automotive News: “lo que ha presentado la junta de gestión de Cariad no es suficiente”.

Para Volkswagen, Cariad es "el proyecto más ambicioso de toda nuestro ecosistema porque está destinado a convertirse en principal fondo de beneficios económicos del futuro”. Con esta estrategia, el grupo alemán pretende desafiar a empresas como Google, que está desarrollando Google Automotive para que pueda ser implementado por terceros, o a la propia Tesla, inspiradora en muchos casos de sus decisiones. Los obstáculos que se ha encontrado Cariad en su camino para el desarrollo de la plataforma de software y hardware podrían convertirse en un problema para el CEO del Grupo, Herbert Diess, responsable de la unidad en la junta directiva.

El periódico alemán Spiegel fue el primero en tratar esta noticia, aunque no cita de dónde obtuvo la información. En ella agrega que los problemas en Cariad, que han causado retrasos en los lanzamientos de productos y problemas con las actualizaciones para el fabricante, se discutieron en una reunión del consejo de supervisión del pasado 11 de mayo.

¿Qué hará el software en los coches eléctricos de Volkswagen?

Si el ID.3 supuso para el Grupo Volkswagen el inicio del empleo de plataformas a medida para vehículos eléctricos y su producción para el mercado masivo, el proyecto Trinity marcará el comienzo de los vehículos eléctricos basados ​​en software. Volkswagen planea ofrecer un número significativamente menor de variantes en sus modelos, de manera que el Trinity y los otros vehículos eléctricos que se lanzarán en esta década serán vehículos altamente estandarizados. Este enfoque reducirá considerablemente la complejidad de la producción. Sus clientes se beneficiarán de tener disponibles todas las funciones a bordo con tan solo habilitarlas cuando las necesiten, incluso años después de recibir el coche.

Las configuraciones técnicas el Trinity serán muy limitadas lo que permitirá una alta eficiencia en la producción. El hardware embarcado permitirá acceder a la mayoría de las funciones y serán los clientes los que las activarán cuando lo deseen. Así, además de reducir los costes de producción, la empresa abriría una nueva fuente de ingresos.

Según explica Arno Antlitz, director financiero, Grupo Volkswagen la mayoría de las inversiones en I + D relacionados con el software se han transferido a Cariad, que se conformará como una entidad independiente en el futuro. Para su modelo de negocio la inversión inicial ha sido de alrededor de 3.000 millones de euros por año. Posteriormente, en la fase de ingresos, Cariad recibirá tarifas de licencia pagadas por las marcas o pagadas por terceros por utilizar el software.

Volkswagen Trinity hoja ruta coche electrico
En 2025 “arrancará la democratización de la movilidad eléctrica” y en 2026 llegará el Trinity con el que Volkswagen iniciará la era de los coches eléctricos basados en software.

Al igual que los proveedores de otros servicios ofrecen planes premium por un mes e incluso solo por un día, los fabricantes de automóviles pueden ofrecer la activación de sus funciones de alta gama bajo demanda como una prueba inicial o como una alternativa permanente a la compra directa. Además, los desbloqueos de software disponibles en los vehículos eléctricos pueden incluir mejoras relacionadas con el rendimiento de sus motores, que pueden liberar más potencia modificando el software de su electrónica. También podrán realizarse modificaciones en la capacidad de la batería, permitiendo liberar más autonomía cuando sea preciso. En este punto Volkswagen espera poder alcanzar hasta 700 kilómetros en el ciclo de homologación WLTP.

Otro ejemplo práctico es la posibilidad de aumentar la capacidad de carga para llegar a tasas de 250 kW o más. Además, Volkswagen asegura que el Trinity tendrá una capacidad de conducción autónoma de nivel 2+ de serie, pero que técnicamente estará preparado para el nivel 4 desde el inicio de la producción. Esa será otra actualización posterior que los clientes podrán obtener a posteriori.

Conversaciones: