BJEV EV300

China tendrá coches eléctricos con baterías intercambiables por 55 euros al mes

Una empresa china ofrecerá un coche eléctrico de 10.000 euros con un servicio que permitirá cambiar la batería gastada por otra cargada tantas veces como se desee.

China tendrá coches eléctricos con baterías intercambiables por 55 euros al mes.
China tendrá coches eléctricos con baterías intercambiables por 55 euros al mes.

Beijing Electric Vehicle (BJEV) es el mayor fabricante chino especializado en coches eléctricos. La empresa, dirigida por Zheng Gang, pretende revolucionar el mercado del vehículo eléctrico con una solución altamente innovadora y compatible con todos los bolsillos. Con el fin de eliminar la “ansiedad de autonomía” de sus clientes, BJEV ofrecerá una solución de intercambio de baterías que hasta el momento pocas empresas del sector automotriz fuera de China han contemplado.

La empresa lanzará al mercado una versión de su coche eléctrico compacto, el EV300 que, por 79.800 yuanes (unos 10.000 euros al cambio actual), será compatible con el servicio de sustitución de la batería que propone BJEV. Según informa Bloomberg, los clientes que decidan suscribirse al mismo recibirán, a cambio de una mensualidad de 432 yuanes (55 euros), cambios ilimitados de la batería de su vehículo eléctrico. De este modo, cuando los usuarios del EV300 se queden sin carga, podrán pasarse por un punto de intercambio y continuar su trayecto con una nueva batería que estará completamente cargada.

Para hacer esto posible, BJEV planea establecer 100 puntos de intercambio de baterías en la ciudad de Pekín y su periferia. La compañía ha anunciado que el intercambio de un paquete de baterías por otro toma únicamente 2 minutos y 46 segundos, con lo que garantizará a sus clientes la recuperación de la totalidad de la autonomía de forma prácticamente instantánea. Además, para terminar de animar a los potenciales compradores, la empresa garantiza la recompra del vehículo por el 50% de su valor una vez transcurridos tres años.

Su rival NIO, que acaba de recibir una importante inyección de capital gracias a un nuevo inversor, también ofrece un servicio similar, con intercambios de baterías en solamente tres minutos para aquellos propietarios del SUV eléctrico NIO ES8 que lo soliciten en las estaciones de servicio especiales que ha habilitado la marca. Como alternativa, el servicio NIO Power ofrece la posibilidad de que una furgoneta se desplace hasta el coche de los usuarios para recargarlo in situ.

Conversaciones: