Híbridos y Eléctricos

RECARGA ULTRARRÁPIDA EFICIENCIA Y BATERÍAS BARATAS

Lucid Motors fabricará un coche eléctrico de lujo por 26.000 euros en 6 años

Contando con la generalización de la recarga ultrarrápida, los ambiciosos planes de Lucid Motors le llevarán a poner en el mercado dentro de seis años un coche eléctrico de lujo, con una batería de 30 kWh de capacidad a un precio de 26.000 euros.

El Lucid Air Concept, creará la imagen de marca del fabricante americano.
El Lucid Air Concept, creará la imagen de marca del fabricante americano.

Lucid Motors todavía no ha puesto en el mercado ningún vehículo eléctrico. Sin embargo, tiene claros sus planes de futuro. La generalización de la carga ultrarrápida, el avance tecnológico en la eficiencia de los motores eléctricos y el descenso de los precios de las baterías, abren la posibilidad de fabricar coches eléctricos de lujo ultra eficientes por algo más de 26.000 euros, con una batería de 30 kWh de capacidad.

Lucid Motors es una empresa con sede en Newark en Silicon Valley (California), fundada en el año 2007 bajo el nombre de Atieva. El ingeniero jefe del Tesla Model S, Peter Rawlinson, se unió a la empresa en 2012 como Director de Tecnología. Después de varios años de desarrollo y pruebas, en diciembre de 2016, se dio a conocer el prototipo del Lucid Air, una berlina eléctrica de lujo, con una autonomía de 640 kilómetros movido por un motor de 745 kW (1000 CV) de potencia.

El Lucid Air es una berlina eléctrica de lujo con 600 kilómetros de autonomia y 1.000 CV de potencia

El Lucid Air es una berlina eléctrica de lujo con 600 kilómetros de autonomía y 1.000 CV de potencia.

Tras varios anuncios sobre su presentación definitiva, la multimillonaria inversión —1.000 millones de euros— del Fondo de Inversión Pública (PIF) de Arabia Saudí, Lucid Motors se ha comprometido a llevar al mercado al Lucid Air a finales de 2020. Este primer modelo, cuyo precio estará por encima de los 100.000 dólares (87.425 euros), es el exponente de una visión de futuro mucho más amplia de la compañía, que Rawlinson ha explicado en una entrevista a InsidEVs.

“Lucid está jugando una auténtica partida de ajedrez. No se trata de un solo producto”, ha dicho Rawlinson, que cree que los vehículos eléctricos deben crear un “nuevo paradigma”, más allá de las grandes baterías, que pueden ofrecer grandes autonomías, pero que a la vez, se la restan por su elevado peso.

Para Rawlinson, la clave está en la tecnología interna de Lucid Motors, que incluye desde el diseño a la producción de motores eléctricos altamente eficientes, gracias a una cuidada electrónica de potencia. Otro factor fundamental es cuidado de la aerodinámica que contribuye a elevar la eficiencia total del conjunto.

El resultado será una eficiencia muy superior a las que se barajan hoy en día. Considerando un recorrido mixto, un coche eléctrico actual del tamaño del Lucid puede lograr, en el mejor de los casos, un consumo de 15,5 kWh/100 km, (4 millas por kWh) con una conducción cuidada y sin excesos. Dentro de unos años, Rawlinson asegura que Lucid fabricará coches eléctricos con un consumo de 12,5 kWh/100 km (5 millas por kWh).

Asientos delanteros del Lucid Air Concept

sientos delanteros del Lucid Air Concept.

Otro factor clave en el futuro es la extensión generalizada de la recarga ultrarrápida. Respecto a esto, Lucid ya está dando sus primeros pasos con su asociación con Electrify America, que tiene prevista la instalación de una red de cargadores capaces de alcanzar potencias de hasta 350 kW cubriendo toda la geografía de Estados Unidos.

Por último, el avance en la tecnología de las baterías y la economía de escala que se movilizará con su mayor demanda, provocará que su precio descienda por debajo de los 100 dólares por kWh, considerando la batería ya empaquetada por completo. El precio de la batería se situará en unos 3.000 dólares a nivel de celdas y de 4.500 dólares tras su ensamblaje completo.

Dentro de seis años, la mayor eficiencia, combinada con una red de recarga ultrarrápida generalizada y una tecnología de baterías que haga descender su coste y que elimine la degradación que se produce por la carga rápida habitual, permitirá a Lucid Motors fabricar un coche eléctrico de lujo, del tamaño de una berlina, por menos de 30.000 dólares (26.300 euros). “Esta es nuestra estrategia a largo plazo y lo que me impulsa a continuar trabajando”, ha declarado Rawlinson.

El secreto para lograr este precio está en la reducción de la capacidad de las baterías de los coches eléctricos. Con la recarga ultrarrápida generalizada no serán necesarias autonomías de 600 kilómetros. Rawlinson asegura que, si no existen problemas para encontrar cargadores de este tipo, una autonomía de 250 kilómetros sería suficiente para que un coche eléctrico pueda ser útil en cualquier desplazamiento. Con la eficiencia barajada por Lucid, tan solo serían necesarios 30 kWh, para cumplir con este objetivo, lo que haría descender significativamente el precio de venta del vehículo, en el que la batería es el componente más costoso, ya que supone alrededor del 40% de su valor.

Asientos traseros del Lucid Air Concept

Asientos traseros del Lucid Air Concept.

Sin embargo, Rawlinson cree que antes de que Lucid pueda llegar a cumplir con este plan, debe crear un sello de marca con un vehículo de alta tecnología que le sitúe en la boca de la gente, “ese vehículo es el Lucid Air”.

Se espera que Lucid Motors inicie la construcción de su fábrica en Casa Grande, Arizona, a mediados de 2019. Rawlinson cree que el mercado actual de vehículos eléctricos “no tiene un vehículo de lujo legítimo”. Califica los coches eléctricos de Tesla como "disruptivos y muy innovadores", sin embargo, “el interior decepciona y está por debajo de los niveles de las marcas premium". Rawlinson asegura que el Lucid Air no busca a los clientes de Tesla, sino que está dirigido al mercado de las grandes berlinas lujosas como el Mercedes S-Class y BMW 7-Series, en el que se mueven anualmente más de 100.000 millones de dólares solo en Estados Unidos.

Conversaciones: