Híbridos y Eléctricos

LE DA ABSOLUTAMENTE IGUAL

Elon Musk reconoce que el Tesla Cybertruck puede ser el primer fracaso de la empresa

Tesla nos ha mal acostumbrado a productos sensatos, prácticos y viables para el día a día. Su monstruo, el Cybertruck, no lo es, y por eso puede suponer su primer descalabro.

tesla-cybertruck-portada
Elon Musk reconoce que el Tesla Cybertruck puede ser el primer fracaso de la empresa

Corría el año 2019 cuando Tesla presentó al mundo su nuevo vehículo eléctrico. El Tesla Cybertruck nos dejó a todos con la boca abierta, despertando odios y amores a partes iguales entre la comunidad del motor. Sus formas y características parecían de otro planeta, lo mismo que su utilidad real. A pocos meses de cumplirse el segundo aniversario del lanzamiento el propio Elon Musk reconoce que este podría ser el primer fracaso de la compañía.

Desde la presentación en noviembre de 2019 en la ciudad de Los Ángeles han corrido ríos de tinta en todas las redacciones especializadas del mundo. Como siempre la controversia estaba servida por el propio Musk. El irreverente genio empresarial deslumbró al mundo, e inmediatamente el Cybertruck se convirtió en la comidilla del mundo eléctrico y no eléctrico. Tal es la impresión que en pocos meses la pick-up eléctrica superó la barrera de los 250.000 pedidos. A día de hoy esa cifra puede haber crecido considerablemente, pudiendo llegar a triplicarse.

Como siempre, Tesla apenas se pronuncia sobre la evolución del Cybertruck. En este año y medio apenas hemos podido ir conociendo detalles de este revolucionario modelo que prometía hasta 800 kilómetros de autonomía. La información llega con cuentagotas, y muchas voces empiezan a afirmar que su vida comercial no será tan satisfactoria como el resto de modelos de la compañía.

En una discusión realizada por la red social Twitter, The Truth About Cars lanzó una opinión personal sobre esta tendencia. Consideraba que los retrasos, el tamaño y las formas del Cybertruck podrían provocar el primer flop (fracaso) de la firma californiana. Ese tweet fue respondido por el propio Elon Musk, en el que aseguraba que le daba absolutamente igual si el Cybertruck cumplía en los mercados o no: «No me importa. Me encanta aunque a otros no [les guste]». Esas fueron sus palabras textuales.

La verdad es que dudamos mucho que al señor Musk le dé absolutamente igual si su nueva criatura funciona o no lo hace. Tesla está acostumbrada a una sucesiva lista de éxitos, aunque en su historial también figuran ciertos fracasos. Ningún fabricante se puede permitir el lujo que un producto sufra pérdidas. En el pasado hemos asistido a varios casos y ninguno de ellos ha resultado satisfactorio para nadie.

Por el momento el desarrollo del Tesla Cybertruck se mantiene bajo un estricto programa secreto. Pocos son los datos que tenemos, y muchas las dudas. Cada cierto tiempo Elon Musk se dedica a mantener vivo el recuerdo de la pick-up con la intención de no hacerla decaer en el olvido. Para el tercer trimestre de este año se esperaba, y todavía se espera, el anuncio de una actualización, así como la ampliación de datos imágenes. Seguimos a la espera.

Conversaciones: