Híbridos y Eléctricos

ESCASEZ DE SEMICONDUCTORES

Ford detiene la producción en varias fábricas, incluida la del Mustang Mach-E eléctrico

Aunque Ford tiene previsto triplicar la producción del Mustang Mach-E en Cuautitlán, la escasez de semiconductores ha obligado a detener la producción en varias fábricas (incluida la mexicana) y reducir turnos en otras tantas.

ford-mustang-mach-e-gt-2021-portada
Ford detiene la producción en varias fábricas, incluida la del Mustang Mach-E eléctrico

Lejos de terminar, la crisis de semiconductores golpea de nuevo. En este caso, a Ford, que tiene previsto suspender o recortar la producción en ocho de sus fábricas en Estados Unidos, México y Canadá debido a la escasez de chips, según dijo a Reuters un portavoz de la compañía estadounidense.

La compañía del óvalo azul está planeando hacer recortes en la producción a partir de esta semana debido a la escasez de semiconductores. Según hemos podido saber, Ford suspenderá temporalmente la producción en las fábricas estadounidenses de Michigan y Chicago y en la mexicana de Cuautitlán.

Estas paradas afectarán al Ford Mustang Mach-E eléctrico, que se fabrica en la planta mexicana, así como a las líneas de producción de la Ford F-150 y el nuevo Ford Bronco. Estos planes chocan con los que Ford anunció en diciembre del año pasado, cuando la marca informó de un aumento progresivo en la producción del Mustang Mach-E, fijándose el objetivo de fabricar más de 200.000 unidades anuales para el año 2023 (lo cual supone triplicar la producción del modelo en 2021).

En la última presentación de resultados trimestrales de la compañía, el CEO de Ford, Jim Farley se pronunció sobre la problemática de los semiconductores: «Quizá el mayor regalo por todo el dolor que estamos pasando ahora con los semiconductores es que hemos aprendido la lección, muy dolorosamente, de que no podemos gestionar la cadena de suministro de estos componentes clave como lo hemos hecho [hasta ahora]». Según Farley, si las condiciones permitiesen a Ford producir la F-150 Lightning al ritmo suficiente para satisfacer la demanda, «rivalizaríamos con el Tesla Model Y como el principal modelo eléctrico en el mercado estadounidense». Farley también reconoció que no pueden «hacer crecer un negocio de vehículos eléctricos rentable sin un negocio de vehículos de combustión muy saludable [económicamente]».

Además del parón temporal en las fábricas mencionadas anteriormente, Ford recortará turnos en las plantas estadounidenses de Dearborn (Michigan), Kansas City (Missouri) y Louisville (Kentucky). Por su parte, en la fábrica canadiense de Oakville se cancelarán las horas extras, aunque la planta seguirá operativa. En Dearborn ya han comenzado a ensamblar las primeras unidades pre-producción de la F-150 Lightning eléctrica; allí tienen previsto fabricar 80.000 unidades anuales en 2023 de su nueva pick-up eléctrica.

Estos recortes en la producción provocarán un descenso en el volumen de vehículos vendidos en el primer trimestre del año, algo de lo que Ford advirtió recientemente. La situación podría alargarse durante toda la primera mitad del año. No obstante, la compañía ha dicho que espera que el volumen de producción mejore significativamente en la segunda mitad del año. De momento, se desconoce cuándo se reanudarán la normalidad en las líneas de producción.

Conversaciones: