Híbridos y Eléctricos

PLAN DE RECORTES DE AUDI

El futuro de los Audi TT y R8 en entredicho: reencarnarse en eléctricos o morir

Dentro de la estrategia de producto del nuevo CEO de Audi, Markus Duesmann, se postula la idea de cambiar el concepto hacia un futuro eléctrico de los R8 y TT.

Audi PB18 e-tron Concept
Audi PB18 e-tron Concept

Markus Duesmann tomó el mando de la casa de Ingolstadt justo después de que su predecesor, Bram Schot, decidiera colgar el mono de trabajo y retirarse. Ahora con Duesmann al mando, la marca revisa bajo su supervisión la estrategia de producto para los próximos años, entre los que planean seguir recortando gastos y apuntando directamente a un futuro de los Audi R8 y TT como coches eléctricos.

Son ya varios años viendo pasar por distintas portadas, incluida la nuestra, titulares que apuntaban al sucesor del actual deportivo de Audi como un coche con algún tipo de electrificación, o incluso cien por cien eléctrico para su próxima generación. Si bien ya se confirmó oficialmente algún tipo de electrificación por parte de Audi para su deportivo de motor central, hasta ahora todo apuntaba a una hibridación ligera para paliar parte de las emisiones, pero el plan de recortes de Audi va más allá.

Este plan de ahorro dentro de la estrategia de producto de la marca de los cuatro aros no sería más que una revisión del plan interpretado por el precedesor de Duesmann en 2018 y que en tan sólo dos años habría supuesto el ahorro de 4.4 billones de euros, lo que les pone en una firme línea de cara a cumplir el objetivo de para 2022 haber ahorrado 15.5 billones.

¿Para qué tanto ahorro? En plena transición energética, todas las marcas han de estar desarrollando y produciendo gamas electrificadas paralelas a las tradicionales de combustión, lo que multiplica el gasto de inversión. De los 15,5 billones de previsión de ahorros, se estima que 12 irán íntegramente destinados al desarrollo de coches eléctricos.

Con las multas empezando a contar por cada gramo de C0que exceda de 95 gramos, huelga decir que un motor con una capacidad de cinco mil centímetros cúbicos como el R8 estaría en la cuerda floja. Eran varios los rumores que apuntaban a una hibridación formada por un esquema de dos motores eléctricos en el eje delantero y un V6 turboalimentado a la espalda de los pasajeros, pero parece ser que también queda descartada la idea según los planes del CEO de Audi.

Según apunta Autocar, estos planes podrían unir aún más la colaboración entre Porsche y Audi, dando lugar a retoños del fabricante con sede en Ingolstadt que se basen en la plataforma PPE de Porsche (Porsche Premium Electric), que es en la que se basa su nuevo Taycan eléctrico.

Si pasamos a hablar del TT, actualmente se basa en la plataforma modular para coches compactos MQB del Grupo Volkswagen. Huelga decir que el TT ha jugado en los últimos años un interesante papel de coche halo en Audi, planteándose como una alternativa económica del R8, y hacer de él ahora un coche eléctrico tendría mucho sentido.

Conversaciones: