Híbridos y Eléctricos

VOLKSWAGEN FLEXPOLE

Volkswagen y BP se asocian para potenciar la red de recarga de coches eléctricos en Europa

El Grupo Volkswagen y BP se asocian para potenciar la red de cargadores rápidos propios de la compañía alemana denominados como Volkswagen Flexpole. 

BP y el Grupo Volkswagen se asocian para potenciar su nueva red de recarga
BP y el Grupo Volkswagen se asocian para potenciar su nueva red de recarga

En BP se han centrado en apuntar hacia los coches eléctricos, distanciándose así de su historial como gasolinera al uso. Después de muchos acuerdos con diversos fabricantes del sector de la automoción, ahora también lo hace con el Grupo Volkswagen. Ambas compañías han anunciado una asociación estratégica con la que expandir la red de carga en toda la Unión Europea y Reino Unido, comenzando desde hoy mismo, ya que acaba de anunciarse que su primer punto de carga Volkswagen Flexpole ubicado en Alemania ya ha comenzado a funcionar.

Este acuerdo da un paso más allá para BP en su hoja de ruta, que encamina a la compañía británica hacia un futuro totalmente electrificado y en el que esperan alcanzar cero emisiones netas en cuanto a emisiones de carbono se refiere. Esta no es la primera asociación que realiza la petrolera, ya que previamente también ha hecho lo propio con Daimler TrucksPiaggio o BMW, entre otras.

La asociación con Volkswagen dará inicio en Alemania y Reino Unido, donde se instalarán más de 4.000 puntos de recarga. La primera estación para coches eléctricos ya ha dado inicio a sus operaciones en la ciudad de Düsseldorf, Alemania. Una vez haya concluido esta primera fase de expansión, BP y Volkswagen llevarán sus Flexpole hasta el resto de países de la UE, donde sus planes especifican que contarán con hasta 8.000 nuevos puntos en total para finales del año 2024.

Estos cargadores denominados Volkswagen Flexpole contarán con dos puntos de carga individuales cada uno, tendrán una potencia máxima de hasta 150 kW y disponen de un sistema de almacenamiento de energía (batería) integrado. Su conexión a la red eléctrica se puede llevar a cabo a través de una toma de baja tensión, lo que resta complejidad a la hora de iniciar las obras de construcción de las mismas. El resultado de esto será unos tiempos de instalación más cortos y una mayor agilidad en dar presentar nuevas ubicaciones. 

Las ubicaciones de estos cargadores se irán integrando paulatinamente en las aplicaciones de navegación propias de vehículos del Grupo Volkswagen, así como en otras de terceros. Estará especialmente optimizado para la aplicación llamada Elli, la cual se encarga de la carga de los modelos Volkswagen. De esta manera, se le facilita mucho a los propios conductores realizar la búsqueda de puntos de carga disponibles que se encuentren en su ruta ya establecida. 

Según han asegurado desde ambas entidades, su asociación está encaminada a encontrar nuevas oportunidades para proporcionar soluciones futuras para una movilidad con menos emisiones carbónicas, ya sea sobre redes de recarga u otras infraestructuras propias de estos vehículos. El resto de conductores de coches eléctricos que precisen de utilizar un punto de carga en una estación de servicio BP, podrán hacerlo a través de su red BP Pulse y Aral Pulse, las cuales ya se encuentran disponibles en numerosos establecimientos de la compañía británica alrededor de toda Europa y Reino Unido. 

Conversaciones: