Híbridos y Eléctricos

DENSIDAD DE POTENCIA CASI 3 VECES MAYOR

Hitachi arranca la producción en serie de su inversor de 800 V para coches eléctricos

El nuevo inversor de Hitachi para coches eléctricos trabaja a 800 voltios y tiene una densidad de potencia 2,7 veces mayor que el modelo anterior.

El Grupo Volkswagen invertirá 1.000 millones de euros en su primera fábrica de baterías europea
El Grupo Volkswagen invertirá 1.000 millones de euros en su primera fábrica de baterías europea

Hitachi Automotive Systems ha anunciado el inicio de la producción en serie de su nuevo inversor para coches eléctricos, con la particularidad de que se trata de un inversor de alto voltaje compatible con arquitecturas de 800 voltios -como la que emplea el Porsche Taycan-. Según Hitachi, la tecnología empleada en el montaje de los semiconductores de este inversor es de nuevo desarrollo y cuenta por ello con ventajas respecto a otros modelos.

Para hacer posible este sistema de 800 voltios, Hitachi Automotive Systems ha revisado completamente la estructura del inversor para desarrollar un módulo de potencia compacto con refrigeración de doble cara junto con una nueva tecnología de disipación de calor. En comparación con la generación anterior de inversores, el nuevo entrega el doble del voltaje (antes eran 400 voltios) y 94.3 kVA/L, lo que equivale a una densidad de potencia 2,7 veces mayor.

Unido a su alto voltaje, Hitachi ha querido poner énfasis en el rendimiento del inversor a la hora de refrigerarse, lo que repercute en mejores prestaciones para el coche eléctrico donde se equipe. Esto contribuye tanto a tiempos de recarga más rápidos como a un mejor rendimiento a la hora, por ejemplo, de las aceleraciones. hitachi-automotive-inverter-800v

Nuevo inversor de 800 voltios de Hitachi para coches eléctricos.

Como la mayoría de los coches eléctricos se basan en un sistema de 400 voltios, para aumentar la autonomía del vehículo se requieren baterías adicionales con conexión en paralelo. Esto da como resultado un aumento de la capacidad de la batería y, por ende, también del tiempo de carga. Sin embargo, un sistema de 800 voltios permite que la batería se cargue con la cantidad de energía necesaria en un período de tiempo más corto, es decir: permite una carga más rápida.

Actualmente, el Porsche Taycan es el coche eléctrico que abandera los sistemas de 800 voltios, aunque pronto los Hyundai y Kia eléctricos adoptarán también este voltaje para su funcionamiento, lo que les permitirá potencias de recarga de 350 kW. Además, algunos fabricantes ya hablan de sistemas de 900 voltios para el futuro (aunque todavía lejano).

Impulsar el coche eléctrico para cumplir los límites de emisiones

A nivel mundial, la adopción de vehículos eléctricos se ha expandido en línea con el endurecimiento de las regulaciones ambientales. La Unión Europea ha hecho obligatorio reducir las emisiones promedio de CO2 de 120,5 g/km en 2018 a un máximo de 95 g/km ya en 2020. En China, los fabricantes de automóviles también están acelerando la promoción de vehículos eléctricos, híbridos enchufables (PHEV) y otros similares, ya que están obligados a cumplir con las políticas de crédito del Vehículo de Nueva Energía que se implementaron a partir de 2019.

En ese sentido, Hitachi Automotive Systems (subsidiaria de Hitachi Ltd.) está reforzando su línea de componentes para la industria automovilística, especialmente en componentes cuya aplicación abarca trenes motrices eléctricos -aunque también desarrollan sistemas de asistencia a la conducción o piezas del chasis-. No obstante, el nombre de la compañía matriz sigue siendo más conocido por la fabricación de maquinaria industrial y componentes relacionados con el transporte, máquinas y sistemas industriales.

Conversaciones: