Híbridos y Eléctricos

NO ES UNA PRIORIDAD

Kia da un paso atrás en el desarrollo de un nuevo coche eléctrico de hidrógeno

Kia se comprometió en 2018 a lanzar un coche de hidrógeno basado en el Hyundai Nexo, pero tras la crisis del coronavirus, este modelo con pila de combustible no es algo en lo que Kia quiere centrar esfuerzos en estos momentos.

Hyundai Nexo
Hyundai Nexo

La crisis auspiciada por el coronavirus ha golpeado con dureza a todos los estratos de la economía, incluida -por supuesto- la industria automovilística. Los fabricantes tendrán que hacer frente a la crisis a través de reestructuraciones de gasto, haciendo recortes y reorganizando el presupuesto hacia los proyectos más prioritarios o rentables. Y en este contexto, Kia ha dado un paso atrás en cuanto al desarrollo de la pila de combustible.

El español Emilio Herrera, director de operaciones de Kia para Europa, ha asegurado recientemente «no estar seguro» de que el fabricante coreano acabe lanzando un coche de hidrógeno en 2021, como estaba previsto, basado en el Hyundai Nexo, el SUV eléctrico de su marca hermana. En 2018 Kia se comprometió a lanzar un modelo con tecnología de pila de combustible, aprovechando las sinergias del grupo surcoreano, pero ahora las consecuencias de la pandemia han obligado a repensar los planes.

En palabras del propio Herrera, en Kia «no creemos que sea algo que tengamos que impulsar», en referencia a este hipotético modelo de hidrógeno. El directivo español hace mención al precio de este tipo de coches, tremendamente elevado respecto a otros modelos similares: «decimos que los vehículos eléctricos son caros para el consumidor, pero los coches de hidrógeno son aún más caros». 

El Hyundai Nexo está actualmente a la venta desde 72.250 euros, un precio propio de coches de alta gama. La otra opción en el mercado con tecnología de pila de combustible es el Toyota Mirai, que se vende desde 80.300 euros. A su elevado precio de compra hay que añadir un importante inconveniente: la escasa infraestructura donde poder repostar.

En diciembre del año pasado Hyundai presentó su plan FCEV Vision 2030, una estrategia a diez años vista para impulsar la tecnología de la pila de combustible y enfocada en varios sectores industriales, no solamente el de la automoción. En el marco de esta estrategia, Hyundai se marcó el objetivo de fabricar 700.000 vehículos de hidrógeno en 2020, de los cuales 500.000 serán turismos y 200.000 vehículos comerciales. El grupo surcoreano preveía entonces que la demanda de vehículos con pila de combustible alcanzará los 2 millones de unidades en 2030.

Conversaciones: