Híbridos y Eléctricos

ALSTOM

Llegan los primeros trenes de hidrógeno: una alternativa real para líneas no electrificadas

Sin catenaria, cero emisiones, 1.000 kilómetros de autonomía y velocidad máxima de 140 km/h. Los primeros trenes de hidrógeno finalizan con éxito su año y medio de pruebas con pasajeros.

El tren de hidrógeno Coradia iLint de Alstom.
El tren de hidrógeno Coradia iLint de Alstom.

Por primera vez en el mundo, la tecnología de hidrógeno se ha aplicado en el transporte ferroviario regular con pasajeros, aportando una alternativa libre de emisiones para líneas no electrificadas, donde hasta ahora circulan trenes diésel.

Tras 530 días en operación y más de 180.000 kilómetros recorridos, se han completado con éxito las pruebas de los dos primeros trenes de hidrógeno en circulación en el mundo. Las pruebas confirman la fiabilidad y viabilidad de las pilas de combustible en operaciones diarias con pasajeros.

Con prestaciones equiparables a la de los trenes diésel, el Coradia iLint de Alstom es un tren regional dotado de pilas de combustible que transforman el hidrógeno y el oxígeno en electricidad y cuenta con una autonomía de 1.000 km, una capacidad de hasta 300 pasajeros y una velocidad máxima de 140 km/h.

En 2014 Alstom firmó una carta de intenciones con cuatro estados federados alemanes (Baja Sajonia, Renania del Norte-Westfalia, Hesse, Baden-Wurtenberg) para la adquisición de 50 trenes Coradia iLint. 

Tras este acuerdo marco, en noviembre de 2017, se firmó el primer contrato con la autoridad de transporte de Baja Sajonia - LNVG para la adquisición de 14 trenes Coradia iLint.

Tras recibir la homologación en Alemania, el 17 de septiembre de 2018, los dos primeros trenes pre-serie comenzaron a prestar servicios regulares con pasajeros entre las ciudades de Cuxhaven, Bremerhaven, Bremervörde y Buxtehude. Los 14 trenes restantes iniciarán sus operaciones en 2022, sustituyendo completamente a la actual flota diésel del operador.

Otros países, como el Reino Unido, los Países Bajos, Dinamarca, Noruega, Italia y Canadá, también han expresado su interés por esta tecnología.

El operador alemán LNVG ha sido el primero en apostar e invertir en la tecnología de hidrógeno, con la firma de un contrato para la adquisición de 14 trenes Coradia iLint, un contrato que incluye 30 años de mantenimiento y el suministro de energía.

El proyecto forma parte del compromiso con la movilidad sostenible del estado de Baja Sajonia, en Alemania. Alstom producirá los trenes con pilas de combustible para LNVG y será responsable del mantenimiento de los vehículos en su planta de Salzgitter. La compañía de gas e ingeniería Linde, por su parte, instalará y operará una estación de repostaje de hidrógeno cerca de la estación de Bremervörde.

Conversaciones: