Híbridos y Eléctricos

CINCO COMPAÑÍAS

Marruecos, candidato para sustituir a Ucrania en la fabricación de cables para coches eléctricos

Marruecos recibirá una inversión de 180 millones de dólares por parte de cinco compañías punteras a nivel mundial. La finalidad: llevar a cabo la fabricación de cableado y otros componentes para coches eléctricos. 

Marruecos recibe una importante inversión por parte de cinco fabricantes
Marruecos recibe una importante inversión por parte de cinco fabricantes

Desde Marruecos plantan cara a la posible falta de cableado, entre otros componentes, para la fabricación de coches eléctricos en todo el mundo. Para ello, el propio Ministro de Industria, Ryad Mezzour, anunció el pasado jueves la recepción de una inversión por valor total de 180 millones de dólares a través de cinco acuerdos con grandes compañías del sector

Muchos de estos sistemas de cableado eran fabricados en regiones de Ucrania. Debido a los conflictos bélicos que se están sucediendo sobre este país de Europa del este, muchas corporaciones de coches eléctricos se han visto obligadas a detener su producción durante algunos días hasta que pudieran dar con suministros concretos con los que continuar el ensamblaje de sus modelos, como Volkswagen o Porsche

Según han hecho público desde el propio gobierno marroquí, el primer acuerdo ha venido de la mano de la compañía japonesa Yazaki, la cual ha anunciado el establecimiento de una nueva planta de cableado en Tánger por valor de 38 millones de dólares. Adicionalmente a esta nueva factoría, también han anunciado una ampliación de las ya existentes en Kenitra y Tánger por un valor adicional de 40 millones de dólares. Esto fue anunciado por un representante de la propia empresa japonesa durante la celebración de la firma del acuerdo. 

Al mismo tiempo, Sumitomo también ha anunciado inversiones en el país africano. En este caso, el montante económico asciende hasta los 15 millones de dólares destinados a la ampliación de su factoría de Casablanca, en la que actualmente se da lugar la fabricación de grupos de cables eléctricos para diversos vehículos del mercado. 

También llevó a cabo su anuncio la empresa norteamericana Lear, la cual anunció la instalación de una nueva planta para la fabricación de cables en Meknes. Esta tendrá un valor de 20,6 millones de dólares. Sin embargo, la inversión de esta marca no concluye ahí, ya que también presentó el proyecto para una nueva planta dedicada a la producción de conectores y diferentes componentes electrónicos en Tánger, la cual alcanzará una inversión de 28 millones de dólares. 

Por último, otras dos compañías de calado mundial también harán lo propio. En primer lugar, la alemana Stahlschmidt, la cual se dedicará a la producción de cables y sistemas de apertura y cierre de vehículos. Esta se afincará en las inmediaciones de Tánger y la inversión copará un montante de 11 millones de dólares. Como segunda y última compañía en ejecutar un movimiento será TE Connectivity, quien anunció una nueva fábrica de ensamblaje de cableado y producción de conectores, esta estará valorada en 20,8 millones de dólares y también se afincará en la ciudad de Tánger. 

Marruecos copó el pasado año 2021 un importante porcentaje de las exportaciones mundiales de suministros sobre diferentes fabricantes de coches. Durante ese período, el país vecino alcanzó una cuota de mercado de 8,6 mil millones de dólares, lo que supuso un 16% por encima de lo generado tan solo un año antes. Este país posee una capacidad productiva anual de 700.000 vehículos, de los cuales, 358.745 fueron exportados al resto del mundo en 2021 (un 18% por encima que en 2020). Entre dicho total, se incluyen 40.000 unidades de coches eléctricos a batería. Sobre Marruecos se lleva a cabo la producción de vehículos firmados por Renault o Stellantis.

Conversaciones: