Híbridos y Eléctricos

ELIMINARÁ LA DIFERENCIACIÓN

Mercedes no quiere seguir llamando 'EQ' a sus coches eléctricos

Mercedes mira a largo plazo y ya planea eliminar el prefijo EQ de sus coches eléctricos, utilizado desde el lanzamiento del Mercedes EQC. Esto sucederá antes de lo que muchos podrían pensar.

MERCEDES EQS
Los planes de Ola Kaellenius, presidente ejecutivo de la marca, apuntan a la unificación en la terminología en todos sus modelos.

Las denominaciones particulares para nombrar a los vehículos eléctricos de una gama de modelos es algo generalizado. BMW tiene sus coches “i”, Audi los “e-tron” y Mercedes los “EQ”. Sin embargo, esta diferenciación comenzará a perder sentido en los próximos años conforme las marcas se vayan volviendo 100% eléctricas.

Por ello, en Mercedes-Benz ya tienen la vista puesta en los próximos años. La compañía alemana espera eliminar la marca EQ o, al menos, sólo emplearla para elementos y vehículos determinados. Con esto se daría fin a una época marcada por la integración de las mecánicas 100% eléctricas en una gama mayoritariamente dotada con motores de combustión de gasolina o diésel.

En un reciente comunicado emitido por el medio alemán Handelsblatt, en el que citaban fuentes internas de la compañía, se afirma que la decisión viene directamente del presidente ejecutivo de Mercedes-Benz, Ola Kaellenius, y que podría comenzar a efectuarse una vez se dé luz verde a la segunda generación de modelos eléctricos de la marca, lo que se espera que empiece a suceder a finales del próximo año 2024 con la llegada de la renovación del Mercedes EQC.

El máximo directivo ha afirmado que continuar con la línea de vehículos EQ sería redundante, ya que Mercedes-Benz se está alejando cada vez más de los motores térmicos y espera convertirse en un fabricante de modelos 100% eléctricos antes de que finalice esta década.

MERCEDES EQC
El primer modelo en estrenar la nueva denominación sería el actual Mercedes EQC, a finales de 2024.

En cualquier caso no será un proceso inmediato, tal y como señaló un portavoz de productos Mercedes-EQ al citado medio alemán: “con el objetivo de que nuestra marca matriz, Mercedes-Benz, se vuelva completamente eléctrica para finales de la década, adaptaremos el posicionamiento de los vehículos y, por lo tanto, también el uso de la marca EQ, de acuerdo con los tiempos que corren. Por el momento, es demasiado pronto para dar detalles concretos sobre esto”.

En el caso de iniciar esta nueva transición con la renovación del Mercedes EQC, pues, la completa gama de vehículos eléctricos que poseen ahora (y que irán llegando en los próximos meses) aún podría tardar años en renovar estos modelos y, por ende, modificar su nomenclatura. Es decir, es posible que no se asuma el cambio total hasta finales de esta misma década o principios de la siguiente.

Ello podría derivar en una vuelta a las nomenclaturas empleadas hasta ahora por la marca, como por ejemplo: Mercedes C 200 o Mercedes GLC 300. Con la única particularidad de que no portarían motores térmicos, sino exclusivamente eléctricos.

Por el momento, no se conoce que otras marcas del sector estén interesadas en realizar un paso similar a este, aunque es más que probable que en los próximos años comience un nuevo cambio de tendencia para abandonar los “apodos” diferenciadores.

Conversaciones: