Híbridos y Eléctricos

BAJAN UN 18 % EN UN MERCADO EN CRECIMIENTO

¿Por qué se han desplomado las ventas de Tesla en Europa?

Aunque el mercado de coches eléctricos aumentó un 34 % en la primera mitad del año, las ventas de Tesla disminuyeron considerablemente. Una circunstancia propiciada por la mayor competencia, las ayudas públicas a otros modelos y la política de producción de la propia Tesla.

¿Por qué se han desplomado las ventas de Tesla en Europa?
¿Por qué se han desplomado las ventas de Tesla en Europa?

La pandemia que afecta al planeta ha hecho que las ventas de coches nuevos cayesen, en distinta medida y en tiempos diferentes dependiendo de la región (el coronavirus mostró su peor cara en unos mercados antes que en otros). Sin embargo, las ventas de coches eléctricos de batería aumentaron un 34 % durante el primer semestre, hasta alcanzar las 217.495 unidades según datos de JATO Dynamics. ¿Cómo se explica entonces, que en un mercado de coches eléctricos en crecimiento, las ventas de Tesla se desplomasen?

El pasado mes de julio las ventas de coches Tesla se derrumbaron en Europa, un movimiento desacompasado respecto a un mercado de eléctricos en crecimiento. En el acumulado del primer semestre del año, las ventas de Tesla cayeron un 18 % hasta las 37.251 unidades, mientras que el total de coches eléctricos aumentó sus matriculaciones un 34 por ciento.

Las ventas de coches de Tesla cayeron en todos los grandes mercados europeos: en Alemania, las matriculaciones de Tesla cayeron un 67 % en julio en comparación con el mismo mes del año pasado, a pesar de que la venta de coches eléctricos crecieron un 182 % durante ese mes. En el acumulado del primer semestre cayeron un 22 %, hasta las 5.306 unidades, a pesar de que el Tesla Model 3 de acceso a gama es elegible para la ayuda de hasta 9.000 euros que existe en Alemania para la compra de coches eléctricos.

En Francia sólo se matricularon 119 Tesla Model 3 en julio, un descenso importante respecto a las 620 unidades de junio. En el país galo, Tesla ha sido la única marca que consiguió vender más coches en la primera mitad de 2020 que el año anterior, con un incremento del 7,5 % respecto a la primera mitad de 2019 -un crecimiento notablemente inferior al total de coches eléctricos-. En Francia, donde el Model 3 más asequible cuesta 49.600 euros, ningún modelo de Tesla es apto para beneficiarse de las ayudas para la compra de coches eléctricos (que se aplican a modelos con un precio inferior a 45.000 euros). 

Incluso en Noruega las ventas del fabricante estadounidense cayeron un 93 por ciento, una cifra superada por Países Bajos (-94 %) y por Suecia (-98 %). Una de las consecuencias de estas caídas es que el Model 3 ha perdido el trono de los coches eléctricos más populares este año, y el Renault ZOE fue el más vendido en Europa en el primer semestre.

¿Por qué han caído tan abruptamente las ventas de Tesla en nuestro continente? La pregunta anterior tiene, a priori, dos respuestas. Por un lado, la competencia. Este 2020 se han puesto a la venta un importante número de nuevos modelos, en muchos casos con un precio de compra inferior a los Tesla. Cada vez hay mayor número de coches eléctricos en el mercado, ofreciendo más posibilidades a clientes que no puedan comprar un Tesla o se conformen con menos autonomía. Además, los incentivos para la compra de coches eléctricos por parte de los gobiernos europeos han impulsado la venta de coches eléctricos de corte más económico, dejando fuera de las ayudas a los coches de Tesla.

Por otro lado, en estos meses de pandemia y parones en la producción, la compañía estadounidense ha priorizado su mercado local. Tesla sigue una política en su fábrica de Fremont (California) de producción por lotes, según la evolución trimestral. En los últimos meses Tesla ha priorizado la producción destinada a Estados Unidos, reduciendo los coches europeos. 

Según Morten Grove, que rastrea los barcos de carga que transportan vehículos Tesla entre California y Europa, el primer envío de coches a Europa durante el tercer trimestre llegó a Zeebrugge (Bélgica) el día 5 de agosto. Siguiendo esta información, Tesla no habría enviado ningún coche a Europa durante todo el mes de julio. Según Grove, la llegada del siguiente barco está prevista para el 21 de agosto.

La situación anterior cambiará previsiblemente, al menos parcialmente, cuando la Giga Berlín esté lista y preparada para producir coches en serie. La fábrica alemana ayudará a cubrir la demanda europea y mejorar la logística, un aspecto importante teniendo en cuenta las grandes expectativas de ventas puestas sobre el Model Y.

Conversaciones: