Híbridos y Eléctricos

DESMITIFICANDO UNA APUESTA POR EL PASADO

Los motores Mazda, lejos de la eficiencia del coche eléctrico

Aunque Mazda asegura que su motor de combustible Skyactiv-3 igualará en eficiencia a un vehículo eléctrico, los datos recopilados hasta el momento dicen lo contrario.

Los motores Mazda, lejos de la eficiencia del coche eléctrico.
Los motores Mazda, lejos de la eficiencia del coche eléctrico.

Mazda sigue avanzando a contracorriente al resto de los fabricantes de automóviles, al invertir en motores de gasolina de alta eficiencia en lugar de enfocarse en los coches eléctricos. La firma japonesa confía en su tecnología Skyactiv-X para mejorar la eficiencia de los motores de gasolina, y a finales de enero presentó su nuevo motor Skyactiv-3 que, según la compañía, aumentará la eficiencia térmica hasta en un 56% y será tan ecológico como un vehículo eléctrico.

Mazda, en su análisis, equipara las emisiones de dióxido de carbono para producir la energía que carga la batería de los coches, con la energía usada en el bombeo de petróleo y la refinación de la gasolina para abastecer a los vehículos convencionales, lo que se conoce como las emisiones "del pozo a la rueda". Sin embargo, la empresa nipona no toma en cuenta que se puede generar energía eléctrica de fuentes renovables limpias, que no producen contaminación. En Estados Unidos, por ejemplo, predominan las fuentes limpias y cada vez son menos las plantas de carbón, que sí son especialmente contaminantes.

Este cuadro de Inside EVs, basado en el mapa de EEUU, deja claro que, bajo ningún concepto, los vehículos eléctricos o híbridos enchufables pueden ser igual de contaminantes que los coches de gasolina. Se comparan las emisiones de gases de efecto invernadero relativas al Nissan Leaf eléctrico, el híbrido enchufable Chevrolet Volt y el Toyota Prius híbrido enchufable (todos modelo 2013) con las emisiones del Toyota Prius 2010 híbrido y el Mazda 3 de combustible (equipado con i-ELOOP).

erlaa1cf0f2_lr

Según el portal norteamericano, en las zonas marcadas en rojo (lado derecho), el Mazda es menos contaminante debido a la procedencia de la energía eléctrica. Como se puede observar, en la mayoría de los casos el Nissan Leaf eléctrico y el Toyota Prius PHEV son mucho más limpios que el automóvil a gasolina.

Mazda no ha dicho cuándo lanzará el motor Skyactiv-3, pero la compañía cree que reducirá las emisiones de CO2 en un 25%, según Automotive News. Por su parte, se espera que la tecnología Skyactiv-X llegue para convertirse en el primer propulsor comercial de gasolina con encendido por compresión, lo que significa que la explosión de la mezcla entre la gasolina y el aire se ejecuta de forma espontánea al ser comprimida por el pistón.

Según el fabricante, esta tecnología aumentará la economía de combustible entre 20% y 30% y mejorará la fuerza par en un 10% a 20% gracias a un motor convencional de 2.0 litros que funciona con combustible de 87 octanos en adelante. Aunque la apuesta principal de Mazda es la tecnología Skyactiv-X, también planean lanzar un coche totalmente eléctrico en 2019 y un híbrido enchufable en 2021.

Conversaciones: