Híbridos y Eléctricos

PUBLICIDAD O INFORMACIÓN

¿Nos está engañando Tesla con la seguridad de sus coches eléctricos?

La NHTSA no está conforme con la forma en la que Tesla está presentando los resultados de sus pruebas de seguridad, y está estudiándolo legalmente para comprobar si se trata de “publicidad engañosa”.

La NHTSA no está conforme con la forma en la que Tesla presenta los resultados de los test de seguridad.
La NHTSA no está conforme con la forma en la que Tesla presenta los resultados de los test de seguridad.

Todos los coches eléctricos de Tesla han obtenido hasta ahora las máximas calificaciones de seguridad tanto en los test americanos realizados por la NHTSA (National Highway Traffic Safety Administration) como en los europeos de Euro NCAP. Sin embrago, en relación con los últimos test realizados sobre el Model 3, la agencia americana no le gusta la forma que he elegido el fabricante californiano de presentar los resultados, calificándola incluso como posible “publicidad engañosa”.

Una de las cualidades de las que Tesla  (y muchos de sus propietarios) están especialmente orgullosa es el nivel de seguridad que alcanzan sus coches eléctricos, ratificado por los crash-test realizados tanto en Estados Unidos como en Europa. En el caso del Model 3, en las pruebas americanas, ha logrado igualar la calificación de sus hermanos mayores, el Model S y el Model X, obteniendo no solo la máxima calificación en el resultado global sino en cada una de la categorías y subcategorías, lo que no suele ser habitual en los modelos de su tamaño. La historia se repite con las pruebas realizadas en Europa por la Euro NCAP, superando al resto de los eléctricos del mercado como el Jaguar I-Pace, el Audi e-tron o el Nissan Leaf, destacando sobre todo por sus sistemas de seguridad y ayudas a la conducción, con una nota del 94%.

Tras las pruebas realizadas por la NHTSA, Tesla calificó el coche como el más seguro del mundo. En su blog Tesla publicaba una nota en la que decía textualmente que el Model 3 es el vehículo que tiene “menor probabilidad de causar lesiones a sus ocupantes de todos los probados por la NHTSA”. Adjuntaba a esta nota un gráfico en el que comparaba los resultados de sus tres modelos con el de los mejores 50 vehículos testados por la agencia americana.

Comparativa realizada por Tesla sobre la seguridad de sus tres coches eléctricos y los 50 mejores de la NHTSA

Comparativa realizada por Tesla sobre la seguridad de sus tres coches eléctricos y los 50 mejores de la NHTSA.

A la NHTSA no le ha gustado la forma como Tesla ha presentado estos resultados, según los documentos presentados a través de Twitter por la web Plainsite, que trata de hacer accesible al público la legislación americana. “Su empresa ha emitido una serie de declaraciones engañosas con respecto a las recientes calificaciones de seguridad de 5 estrellas obtenidas por el Tesla Model 3”. La agencia continua diciendo que la información ofrecida por Tesla “es inconsistente con la Guía de Uso de Publicidad y Comunicaciones de Vehículos Motorizados de NHTSA (…)”. Según la NHTSA su programa de calificaciones de seguridad proporciona una información vital que ayuda a los consumidores a realizar compras informadas, lo que a su vez ayuda a salvar vidas, prevenir lesiones y reducir los costos económicos debido a accidentes. “El cumplimiento de las Directrices por parte de todos los fabricantes de vehículos y sus anunciantes, incluido Tesla, garantiza una implementación precisa y consistente del programa“. En conclusión, la NHTSA, advierte a Tesla de que el asunto ha sido remitido a la a la Oficina de Protección del Consumidor de la Comisión Federal de Comercio “para investigar si estas declaraciones constituyen actos o prácticas engañosas”.

La respuesta de Tesla

Al Prescott, abogado general adjunto de Tesla, ha respondido a la NHTSA: “Tesla ha brindado a los consumidores información justa y objetiva para comparar la seguridad relativa de los vehículos con calificaciones generales de 5 estrellas”, por lo que de ninguna forma considera que sus informaciones son engañosas.

La seguridad, parte del marketing

En esta polémica en la que se han enfrascado la NHTSA y Tesla no se pone en ningún momento en duda la seguridad del Model 3 y su calificación final, tanto en las categorías principales como en las subcategorías. La discusión es sobre la semántica, la forma de presentar los datos y el uso que hace para obtener rédito publicitario de ellos.

El marketing está en muchas ocasiones reñido con la veracidad y se queda con las medias verdades para inducir ideas en el subconsciente de los compradores. En un mercado en el que es cada vez más complicado diferenciarse de la competencia, cualquier argumento se utiliza para lograr aumentar las ventas. Si bien es muy loable la intención de la NHTSA de simplificarle la decisión del consumidor con una clasificación muy sencilla, también es cierto que detrás de las pruebas hay mucha información que también puede ser importante para ellos.

Resultados del Model 3 en los test de la NHTSA

Resultados del Model 3 en los test de la NHTSA.

Esta no es la primera vez que la NHTSA no está conforme con la forma en la que Tesla presenta sus resultados de seguridad. Ya en 2013, sobre las pruebas realizadas por la NHTSA al Model S, Tesla afirmaba que la agencia le había otorgado una calificación de seguridad de 5 estrellas, “no solo en general, sino en todas las subcategorías sin excepción”. Tesla desvelaba en este comunicado que, a pesar de que NHTSA no publica una calificación por encima de 5 estrellas, “los niveles de seguridad que las superan se incluyen en la puntuación general de seguridad del vehículo (VSS) que se proporciona a los fabricantes, “donde el Model S logró un nuevo récord combinado de 5,4 estrellas”. La NHTSA salió al paso del comunicado de Tesla insistiendo en que su sistema de calificación se detiene en las 5 estrellas.

Conversaciones: