Híbridos y Eléctricos

60 AVIONES EFLYER 2 DE BYE AEROSPACE

OSM Aviation realiza el mayor pedido de aviones eléctricos comerciales

OSM Aviation compra 60 aviones eléctricos eFlyer 2 de la compañía Bye Aerospace para reducir los costes operativos de la academia de vuelo.

OSM Aviation realiza el mayor pedido de aviones eléctricos.
OSM Aviation realiza el mayor pedido de aviones eléctricos.

La firma noruega OSM Aviation, especializada en el entrenamiento de pilotos de aviación, realizó un pedido de 60 aviones totalmente eléctricos al fabricante estadounidense Bye Aerospace, que serán utilizados en los centros de entrenamiento de la academia.

Es el pedido de aviones eléctricos comerciales más grande que se ha realizado hasta la fecha. “Es importante que la industria aeronáutica se enfrente al desafío de desarrollar un transporte más respetuoso con el medio ambiente”, dijo Espen Høiby, director ejecutivo de OSM Aviation.

Cada avión cuesta aproximadamente 350.000 dólares (310.000 euros), y las primeras entregas se harán en 2021, informó Høiby. El directivo dijo que operar con un avión de entrenamiento convencional tiene un coste de 110 dólares (97 euros) por hora, mientras que la hora del avión eléctrico costará solo 20 dólares (18 euros).

Høiby comentó que el eFlyer 2 sustituirá progresivamente a la flota actual de aproximadamente 20 aviones de entrenamiento de OSM Aviation, la mayoría de ellos corresponde al modelo Cessna 172 de combustible, un avión monomotor de ala alta con capacidad para cuatro personas y probablemente el avión de entrenamiento más popular del mundo.

El eFlyer 2, anteriormente conocido como Sun Flyer 2, es un avión eléctrico biplaza que cuenta con un sistema de propulsión Siemens, compuesto por un motor SP70D de 90 kW (120 CV) de potencia máxima y una batería de iones de litio, parecida a la que montan los coches eléctricos. El motor eléctrico tiene un peso de 26 kg, unos 90 kg menos que el motor de combustión que impulsa el Cessna 172 utilizado actualmente por OSM Aviation. El avión eléctrico, que completó con éxito su primera prueba oficial de vuelo el 8 de febrero, puede permanecer en el aire hasta tres horas continúas antes de volver a tierra.

El cambio de nombre a eFlyer 2 se debe a una modificación en el diseño del avión. “Originalmente pensamos en un avión con paneles solares en las alas”, dijo George E. Bye, CEO y fundador de Bye Aerospace. “Sin embargo, dado que los mercados a los que va dirigido el eFlyer son la formación de vuelo y los servicios de taxi aéreo, tiene más sentido hacer que el precio del avión sea lo más razonable posible”.

El año pasado, Noruega dijo que quería que todos los vuelos de corta distancia sean eléctricos para 2040, para combatir la contaminación ambiental. Avinor, una empresa estatal dependiente del Ministerio de Transporte y Comunicaciones que opera en la mayoría de los aeropuertos del país, anunció que pronto podrían añadir a la flota un pequeño avión eléctrico de 19 asientos que se probará en rutas comerciales para 2025.

Por otro lado, el operador de hidroaviones Pacific Northwest Harbor Air anunció en marzo que convertiría todos sus hidroaviones a eléctricos, para ser la primera aerolínea totalmente eléctrica. EasyJet también anunció sus planes de probar un avión eléctrico de 9 plazas este año.

Conversaciones: