Híbridos y Eléctricos

SERÁ MUY FIEL AL CONCEPTO DE FRANKFURT

Pillan el nuevo Mini eléctrico paseando sin camuflaje y se confirma su aspecto

Los fotógrafos espía han pillado el nuevo Mini eléctrico sin camuflaje en Estados Unidos. Gracias a las imágenes capturadas se confirma que el modelo de producción del Mini Cooper S E será muy fiel al aspecto del concept car presentado en Frankfurt.

El Mini Electric Concept fue presentado en el Salón de Frankfurt de 2017.
El Mini Electric Concept fue presentado en el Salón de Frankfurt de 2017.

El primer coche eléctrico de producción de Mini se llamará Mini Cooper S E y conservará numerosos rasgos del diseño del concept car que debutó en la pasada edición del Salón de Frankfurt, en septiembre de 2017. Su aspecto ha sido confirmado gracias a los fotógrafos espía, quienes han cazado el Mini eléctrico en su versión de producción completamente al descubierto, sin camuflaje alguno, durante un rodaje fotográfico en los Estados Unidos.

De esta forma se confirma que la versión eléctrica del Mini se basará en el modelo de tres puertas y carrocería compacta. Según la revista británica Autoexpress, para su propulsión utilizará el mismo motor eléctrico y baterías que BMW emplea en el i3 en su versión más deportiva. Los 184 CV de potencia del BMW i3s se trasladarán al “hatchback” de la marca británica, lo que corrobora su carácter deportivo. Tal potencia aplicada sobre un coche de reducidas dimensiones permitirá una aceleración que incluso podría mejorar los 6,9 segundos que marca el i3s para completar el 0 a 100 km/h.

En cuanto a la batería, ésta podría utilizar las nuevas celdas de 120 Ah del BMW i3 2019, lo que se traduce en una capacidad total de 42,2 kWh y más de 300 kilómetros de autonomía bajo el ciclo WLTP. El puerto de carga se sitúa donde habitualmente encontramos la abertura del depósito de combustible. De conservar el cargador embarcado del BMW, el Mini eléctrico permitirá recargar la batería en modo 4 bajo el estándar CCS a 50 kW de potencia, aunque no se descarta una mejora en este aspecto.

mini-concept-0265

El techo de color amarillo degradado del prototipo desaparece en el modelo de producción visto en las calles de California.

A nivel estético, el principal rasgo característico del Mini Cooper S Electric será la calandra, que siguiendo la tendencia de la industria del vehículo eléctrico, será completamente plana, sin las habituales aberturas que permiten refrigerar los motores térmicos. Este elemento, prácticamente idéntico al visto en el prototipo presentado en Alemania, luce una franja horizontal en color amarillo, el mismo con el que han pintado los retrovisores, y el emblema redondo en forma de “E” que identifica los modelos eléctricos de la marca.

Del mismo modo que sucede con la calandra, el original diseño de las llantas asimétricas de cuatro radios se conserva. "Para la producción de Mini Electric hemos retomado algunos de los detalles del concept car, como las características ruedas y la parrilla", dijo Oliver Heilmer, jefe de diseño de Mini, en declaraciones a Autoexpress. "Esto es importante, ya que para el Mini eléctrico son muy importantes los detalles". Por el contrario, el agresivo paquete de faldones y spoilers del concepto desaparece en el modelo de producción para dar paso a un conjunto mucho más discreto. Lo mismo sucede con los retrovisores alargados del prototipo, que ahora son de una forma ovalada mucho más convencional.

Conversaciones: