Híbridos y Eléctricos

EL TRÁMITE PARLAMENTARIO ARRANCA EN MARZO

Puntos de recarga rápida obligatorios en el 9% de las gasolineras españolas

El Anteproyecto de Ley de Cambio Climático y Transición Energética obliga a las gasolineras que más combustible venden a instalar al menos un punto de recarga de 50 kW de potencia (o más).

Gasolinera noruega reconvertida a una estación de recarga de vehículos eléctricos.
Gasolinera noruega reconvertida a una estación de recarga de vehículos eléctricos.

El texto del anteproyecto de Ley de Cambio Climático y Transición Energética que está preparando el Gobierno obligará a las grandes gasolineras a instalar al menos un punto de recarga de coches eléctricos capaz de ofrecer 50 kW de potencia o más. Esta normativa, que afectará aproximadamente al 9% de las gasolineras españolas, podría iniciar su tramitación parlamentaria el próximo mes de marzo. La obligatoriedad incluida en la ley está en línea con la intención del Gobierno de lograr que el parque de turismos y vehículos comerciales ligeros sea cero emisiones en 2050.

En el borrador del anteproyecto de la Ley de Cambio Climático y Transición Energética presentado en junio de 2019 ampliaba el plazo a 27 meses para que las pequeñas gasolineras instalaran puntos de recarga para vehículos eléctricos aumentando su potencia mínima de 22 kW a 50 kW. Además, esos puntos serían obligatorios desde el primer día en las nuevas estaciones de servicio y en los nuevos edificios entre otras instalaciones.

Estaciones existentes y estaciones nuevas

El nuevo borrador traslada esta obligatoriedad de instalar al menos un punto de recarga de 50 kW de potencia (o más) a las gasolineras “con mayor capacidad económica”, que son aproximadamente el 9% del total. El borrador especifica que serán aquellas que tengan un volumen de ventas, entre todos los combustibles que dispensan, superior a los cinco millones de litros que, en principio disponen de la capacidad financiera para afrontar la inversión que suponen estas instalaciones. Además las nuevas instalaciones de suministro de combustible, o aquellas que realicen una reforma que requiera revisión de su título administrativo, también se verán obligados por la ley.

diesel-deposito-combustible-gasolinera

Para facilitar la instalación de estos puntos de recarga, los requisitos de instalación en las instalaciones existentes y en edificios nuevos se incluirán en el Código Técnico de la Edificación además de publicarse una plataforma de información sobre puntos de recarga.

En este punto hay que señalar la reducción establecida en el coste del término fijo de potencia establecido en la Circular 3/2020 del 24 de enero de 2020, aprobada por la CNMC (Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia), que establece un peaje especial más barato para los puntos de recarga eléctrica. La Circular establece un pago fijo del 20% para estas instalaciones, y un pago variable del 80%, lo que supone un empujón definitivo para el despliegue de las redes de recarga en nuestro país, ya que facilitará la amortización de las instalaciones.

Tramitación del nuevo borrador

El nuevo borrador fue presentado el pasado lunes 10 de febrero al Consejo Asesor de Medio Ambiente para que sea discutido en él por los sectores económicos y sociales relevantes en esta materia. A continuación serán las Comunidades Autónomas las que revisen el texto a través de la Conferencia Sectorial de Medio Ambiente, además de ser revisado por el Consejo de Estado.

Superada esta fase, el Consejo de Ministros lo remitirá al Parlamento. Según Teresa Ribera, vicepresidenta cuarta y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, “más bien será en marzo que en febrero, antes de la reunión del Consejo Asesor de Medio Ambiente”.

Alemania planea construir estaciones con hasta 144 puntos de recarga.

Cero emisiones en 2050

El anteproyecto de Ley de Cambio Climático y Transición Energética que está redactando el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico tiene como objetivo alcanzar un parque de turismos y vehículos comerciales ligeros con cero emisiones locales de CO2 en 2050. Para ello, la ley obliga a todas las administraciones a adoptar medidas enfocadas a cumplir este objetivo.

En concreto, los nuevos coches y vehículos comerciales ligeros, excluyendo por tanto los destinados a uso particular, deberán ser cero emisiones antes de 2040. Para lograr este objetivo, el sector recibirá el apoyo de las administraciones con medidas dirigidas al apoyo al I+D+i.

Paralelamente, en el sector marítimo está previsto un objetivo cero emisiones en 2050 para los buques cuando permanezcan amarrados en los puertos que sean dependientes del Estado. En el sector aéreo se establecerán objetivos anuales para el suministro de biocarburantes de carácter avanzado y procedentes de fuentes renovables de origen no biológico.

Conversaciones: