Híbridos y Eléctricos

170.000 AVIONES EN 2040

¿Quién es el “Tesla” de la aviación eléctrica? Las startups le comen terreno a las compañías tradicionales

Sin inercias que detener, y con el objetivo de generar beneficios para sus inversores, las startups de la aviación eléctrica con sus desarrollos eVTOL están acaparando un nuevo nicho de mercado que las compañías tradicionales no deberían subestimar.

Tesla aviacion electrica
La aviación eléctrica urbana es un nicho de mercado que promete explotar en poco tiempo y por el que se pelean varias startups que apuestan por convertirse en el “Tesla de los aviones eléctricos”.

Si bien algunas de las propuestas que se anuncian para la futura movilidad eléctrica aérea y, por ahora, limitada a las ciudades parecen de ciencia ficción, la realidad es que la electrificación está llegando a este nicho de mercado novedoso. Y no solo a base de pequeños drones para entregar paquetes de Amazon, también para transportar personas. Las empresas con historia en la aviación han abierto sus programas de electrificación, probablemente porque ven que se abre un mercado delante de ellos que están intentando acaparar empresas emergentes que buscan convertirse en el “Tesla de la aviación eléctrica”.

Boeing, Airbus, Embraer, Bell, Sikorsky o Rolls-Royce han arrancado planes de I+D para crear aviones prototipos y demostradores de nuevos productos eléctricos destinados a la aviación de corto alcance. Algunas de estas empresas ya establecidas se están aliando con empresas emergentes en el sector cuya estructura, menos rígida, permite avanzar con mayor velocidad.

Una situación que recuerda a los inicios de la electrificación de la industria del automóvil, en la que los fabricantes tradicionales, si bien contaban con programas eléctricos entre sus muchas inversiones en investigación, también tenían que tener en cuenta sus gigantescos activos en tecnologías de combustión. Como ocurrió con el automóvil, en la aviación esta tendencia crea cierta inercia, que se ve acompañada por la presión para usar combustible de bajas emisiones como el hidrógeno verde o los biocombustibles, para estirar la tecnología de combustión durante más tiempo.

Empresas emergentes

El hueco que dejan las empresas tradicionales de la aviación está siendo aprovechado por pequeñas startups, que, con una buena financiación, podrían convertirse en el “Tesla de la aviación eléctrica urbana”. En estas empresas, el objetivo es solo uno y muy claro: entrar en servicio, sin inercias previas y generar beneficios.

Una de las empresas que ejemplifica esta situación es Joby Aviation. La empresa californiana ha logrado hacerse con 820 millones de dólares de sus inversores, entre los que se encuentra la japonesa Toyota. Actualmente está desarrollando un avión eléctrico de cuatro plazas con rotor de inclinación múltiple que promete una autonomía de hasta 240 km y una velocidad de vuelo de 322 km/h. El prototipo ha completado ya más de 1.000 vuelos de prueba y ahora está trabajando en la certificación con la FAA (Administración Federal de Aviación de Estados Unidos). Recientemente, Joby unió fuerzas con Uber y planea estar operativo con un servicio de taxi aéreo en 2024.

toyota-joby

Prototipo de avión eléctrico de Joby.

Ehang es una compañía china de taxis aéreos que ha logrado alcanzar un valor de mercado en bolsa de 1.400 millones de dólares. En noviembre de 2020, en Seúl, Corea, realizó una demostración de las posibilidades de su avión eléctrico autónomo biplaza completando un viaje de 3,6 kilómetros, utilizando una bolsa de arroz de 80 kilogramos como pasajero.

Una de las empresas más prometedoras en Europa es la alemana Lilium, que ha logrado recaudar más de 300 millones de euros de sus inversores. Su prototipo de cinco plazas de ala basculante con rotores pequeños y fácilmente escalable voló por primera vez el 4 de marzo de 2019. Actualmente ya es capaz de transportar a siete pasajeros con 36 rotores durante 200 kilómetros y a una velocidad de 300 km/h. Sus directivos ya hablan de que es fácil alcanzar hasta 16 pasajeros sin apenas modificar el tamaño del avión.

diseño Avión lilium rotores pequeños

Prototipo de avión eléctrico de Lillium.

Otras propuestas que también cuentan con prototipos de desarrollo y ya han realizado algunas pruebas son Volocopter (Alemania), Dufour (Suiza), Kitty Hawk (EE. UU, vinculado con Boeing), Vertical Aerospace (Reino Unido) y Archer (EE. UU.).

El modelo de negocio

Para la mayoría de estas empresas emergentes, el modelo de negocio es muy similar: utilizar estos aviones eVTOL para viajes cortos o de media distancia reduciendo los tiempos de viaje y añadiendo por ello un pequeño sobreprecio sobre otros medios de transporte. El cliente objetivo es aquel que considera que su tiempo tiene un gran valor.

La movilidad aérea urbana está lejos de ser un sueño de ciencia ficción. La consultora Morgan Stanley pronostica en un escenario bastante optimista que para 2025 serán 49.000 los aviones de este tipo que sobrevolarán los cielos de las ciudades, aumentando hasta 170.000 en 2040. Si bien la mayor parte de estos aviones serán pequeños drones para la entrega de paquetes, una proporción significativa transportará personas.

Conversaciones: