Híbridos y Eléctricos

RESULTADOS Q4 2021

Rivian pierde 2.400 millones en el último trimestre del año pasado y las acciones caen en picado

Tras publicar los resultados del último trimestre del año pasado, saltan todas las alarmas en Rivian. Los volúmenes de producción también se han revisado a la baja.

FOTO-Portada
Rivian R1T.

No corren buenos tiempos para Rivian. La compañía de RJ Scaringe acumula meses de pérdidas tras unos inicios muy prometedores. Aunque la situación todavía no resulta crítica, los resultados del último trimestre del 2021 no hacen más que hurgar en la herida. Tras analizar las cifras, la compañía cerró el cuarto trimestre con unas pérdidas de 2.400 millones de dólares. Esto ha obligado a recalcular el volumen de producción, reduciendo las expectativas para este 2022.

Las últimas semanas están siendo demasiado convulsas para una compañía tan joven como Rivian. Las pérdidas acumuladas en el último tramo del 2021 han obligado a incrementar los precios de venta de sus unidadesUna subida de hasta 12.500 dólares para productos que ya de por sí no son nada baratos. Tras esa subida sin previo aviso, los titulares se llenaron de críticas y duros rechazos. Muchos clientes han decidido revertir sus pedidos ante la delicada situación.

Aunque esto ha surgido ahora, no es más que otra clara evidencia de que los tiempos que corren no son especialmente positivos para el fabricante americano. Los mercados no están apoyando la visión de Scaringe, y Rivian acumula meses de pérdidas en el valor de sus acciones. Tras alcanzar un pico de 179,47 dólares por acción a los pocos días de su salida a bolsa, la jornada de ayer se cerró con una pérdida del 12,71%, quedando la cotización en 35,93 dólares por acción.

FOTO-Cuerpo
Carrocería de la R1T eléctrica en la fábrica de Rivian.

La bajada es la respuesta de los inversores a los resultados financieros del curso pasado. Con más de 2.400 millones de dólares en pérdidas, las perspectivas no son nada buenas. Rivian ha confirmado que en lo que llevamos de año 2022 solo se han producido un total de 1.410 vehículos, poco más de lo que se produjo el año pasado. La excusa es que Rivian ha tenido que cerrar las líneas durante unos días para mejorar los procesos y que tras la reapertura la producción se ha duplicado en las últimas dos semanas.

A pesar de la mejora en la producción, las estimaciones de fabricación han ido a la baja. El 2022 se postulaba como un gran año para la firma, pero Rivian contiene la emoción revisando las cifras de producción. Los directivos estiman cerrar el curso con un total de 25.000 unidades fabricadas. Unidades correspondientes a sus tres únicos modelos: Rivian R1TRivian R1S y Rivian EDV, la esperada y famosa furgoneta de reparto eléctrica de Amazon.

Gracias al apoyo de Amazon, Rivian se mantiene en la lucha, pero el incumplimiento en las entregas supondría un duro varapalo para la firma. Tras un acuerdo de inversión de 700 millones de dólares en 2019, la empresa de venta online oficializó la adquisición de 100.000 unidades de la EDV con un plazo final de entrega en 2024. Todavía estamos lejos de esa fecha, pero está claro que Rivian necesita acelerar el ritmo si quiere cumplir con las entregas. De no hacerlo, repetimos, sería devastador para su imagen pública y comercial.

Conversaciones: