Híbridos y Eléctricos

PLATAFORMA MEB REDUCIDA

Seat liderará el desarrollo de los coches eléctricos urbanos del Grupo Volkswagen

Los nuevos coches eléctricos urbanos del Grupo Volkswagen serán desarrollados por Seat sobre una variante reducida de la plataforma MEB, con el objetivo de reducir un tercio los costes de producción.

Seat liderará el desarrollo de los coches eléctricos y urbanos del Grupo Volkswagen.
Seat liderará el desarrollo de los coches eléctricos y urbanos del Grupo Volkswagen.

Seat será la encargada de liderar el desarrollo de los coches eléctricos urbanos de menor tamaño del Grupo Volkswagen, basados en una versión reducida de la plataforma modular eléctrica (Modular Electric Drive Toolkit o MEB por sus siglas en inglés). La mayor dificultad para sus ingenieros estará en reducir los costes de fabricación hasta en un tercio en relación con los modelos más grandes.

El Grupo Volkswagen está desarrollando una familia completa de vehículos eléctricos entre los que se encuentran los utilitarios urbanos. Su objetivo de hacerlos competitivos en un mercado complejo, en el que la competencia incluye también la nueva micromovilidad, con vehículos eléctricos económicos que facilitan los desplazamientos evitando los atascos. Para ello deben reducir sus costes de producción hasta a un tercio de lo cuestan los vehículos más grandes, para poder ofrecerlos a un precio inferior a los 20.000 euros.

La plataforma modular MEB admite cualquier tipo de modelo, desde el segmento B hasta el D.

Los nuevos modelos eléctricos desarrollados por Seat reemplazarán al Volkswagen e-up!, el Skoda Citigo-e y el Seat e-Mii. La plataforma MEB reducida se utilizará para automóviles de hasta cuatro metros de largo y según Volkswagen es un paso significativo hacia la movilidad eléctrica "asequible". También podría ser utilizada por los modelos subcompactos y electrificados del grupo, ya que los objetivos de reducción de emisiones de CO2 de la Unión Europea hacen que el desarrollo de automóviles pequeños con motores de combustión sea poco rentable.

En una entrevista concedida a Automotive News Europe, Frank Welsch, jefe de desarrollo de Volkswagen, ha dicho que los ingenieros de Seat están estudiando realizar cambios radicales en la arquitectura completa de los vehículos eléctricos urbanos. “Cualquiera puede construir un vehículo costoso. La tarea más difícil como ingeniero es construir uno asequible".

La reducción de los componentes clave del tren motriz y el uso de menos cantidad de acero, plásticos, telas y otros materiales son algunas de las opciones que se barajan. Los dos bancos alargados en los que se sitúan los módulos de batería, instalados perpendicularmente a los umbrales de las puertas en la plataforma estándar se pueden girar 90 grados para que se ajusten al largo del vehículo. “Eso nos permitiría lograr más espacio entre la batería y los umbrales del coche y, por lo tanto, un colchón de seguridad mayor si ocurriera un accidente", afirma Welsch. “La seguridad es una prioridad importante en Volkswagen y gastamos mucho dinero tratando de proteger las celdas de la batería en caso de accidente”, ha añadido.

Otra decisión importante que es si ampliar o no la gama de motores eléctricos que actualmente se están desarrollando para la plataforma MEB con uno más pequeño. Esto complicaría la optimización de los procesos de producción que requiere la mayor similitud posible en todos los componentes de los vehículos de la gama. Tampoco se ha decidido si este posible nuevo motor debería de ser de inducción en lugar de los motores de imanes permanentes que se utilizarán en los coches eléctricos de la plataforma ID, más caros, ya que requieren tierras raras.

Los utilitarios eléctricos del Grupo Volkswagen

Actualmente, cada uno de los fabricantes cuenta con un coche eléctrico urbano en su catálogo. En el caso de Volkswagen, el e-up! lleva en el mercado desde 2013. Skoda lanzará el Citigo-e basado en el e-Up este año mientras que el e-Mii de Seat saldrá a la venta el próximo año. Este último servirá como un "aperitivo" hasta que se lancen los nuevos coches eléctricos pequeños, dijo Luca de Meo, CEO de Seat, en la conferencia anual de resultados de la marca.

En ese mismo escenario Herbert Diess, CEO de Volkswagen, anunció que Seat lanzará el primer modelo eléctrico urbano basado en MEB en 2023, del que se derivarán múltiples versiones en el resto de las marcas del grupo. Reemplazarán a las versiones eléctricas y de combustión del Volkswagen up, del Skoda Citigo y del Seat Mii, cuya final de ciclo de producción está programado para 2022.

Variantes de la plataforma MEB de Volkswagen para distintas mecánicas.

Los modelos MEB urbanos serán más cortos que el SUV más pequeño de la marca, el Volkswagen T-Cross, que mide 4,1 metros de largo, pero serán más espaciosos en su ya que la distancia entre ejes se puede maximizar y reduciendo los voladizos. Para corregir la altura que agregada por el paquete de baterías situado en la parte baja, se montarán ruedas de mayor diámetro.

El e-up! actual se deriva de la variante de combustión y se desarrolló para acomodar un tren motriz que incluía una batería y un motor eléctrico capaces de ofrecer una autonomía de 160 kilómetros a un precio de 28.380 euros en España. La nueva generación la ampliará hasta los 300 kilómetros que, según Volkswagen, aumentará diez veces el volumen de ventas en los próximos años.

Conversaciones: