Híbridos y Eléctricos

PARA TODO VW

Škoda empieza a fabricar baterías para los coches eléctricos basados en la plataforma MEB

La fábrica de Škoda en Mladá Boleslav se convierte en la primera del Grupo Volkswagen en producir baterías fuera del territorio alemán. Ha contado con una inversión de 130 millones de euros.
FOTO-Cuerpo
Škoda empieza a fabricar baterías para el Grupo Volkswagen.

Dentro del Grupo Volkswagen existe una lucha interna por acaparar la producción de baterías. Los alemanes están invirtiendo miles de millones de euros en fabricar sus propias baterías, y por eso las marcas pelean entre sí por ganar esa financiación que garantiza puestos de trabajo durante muchos años. Škoda celebra por todo lo alto el inicio de la producción de las baterías para los modelos basados en la plataforma MEB del Grupo Volkswagen, convirtiéndose en la planta principal de baterías de Volkswagen fuera de Alemania.

La planta de Mladá Boleslav es la joya de la corona de Škoda. No solo es su sede, también es uno de los centros de producción más importantes de Volkswagen en todo el mundo. La sede checa ha ganado protagonismo en los últimos años con la transición del Grupo Volkswagen al mercado eléctrico. Entre sus paredes se fabrican productos tan populares como el Fabia, el Scala, el Octavia, el Kamiq, el Karoq y también el Škoda Enyaq iV. Una gran variedad de modelos apoyados sobre diferentes variaciones de la plataforma MQB y MEB.

Esa capacidad de adaptación y versatilidad ha hecho de la planta checa un centro de referencia. Por primera vez un centro fuera del territorio alemán se encarga de producir baterías para alimentar los coches eléctricos del conglomerado. Alrededor de 250 trabajadores se encargarán de ensamblar más de 250.000 baterías MEB al año en una línea específica recién construida con una inversión aproximada de 130 millones de euros. Esas baterías serán empleadas por diversos modelos de Škoda, Volkswagen, Audi y SEAT/CUPRA.

FOTO-Portada
Fábrica de baterías de Škoda en Mladá Boleslav.

Škoda espera que este no sea el único centro de producción de baterías del Grupo Volkswagen en la República Checa. La marca negocia con las altas esferas para llevar al país una nueva planta de producciónHace más de un año, el conglomerado alemán anunció la intención de abrir seis grandes centros de producción de baterías antes de concluir el 2030. Con tres localizaciones ya asignadas: Skelleftea, en Suecia, Salzgitter en Alemania y Sagunto, en España, los checos quieren recibir la cuarta fábrica, aunque por el momento no hay nada confirmado.

Está claro que Škoda se ha ganado el derecho a albergar esa factoría y, de hecho, la junta directiva ya ha reconocido que piensa en Europa del Este para abrir la próxima fábrica. Mientras ese momento llega, Mladá Boleslav seguirá produciendo las baterías que alimentan a la gama eléctrica más comercial de todas. Se espera que para 2030 entre el 50 y el 70% de las ventas del Grupo Volkswagen sean 100% eléctricas, aunque dependerá en gran medida de la evolución del mercado y la aceptación de los clientes.

Durante la ceremonia de apertura, Michael Oeljeklaus, miembro de la junta de Škoda, ha comentado: “Me gustaría agradecer a todo el equipo que ha trabajado muy duro durante los últimos meses para poner en marcha esta nueva línea de producción. Hemos invertido alrededor de 130 millones de euros y ahora podemos producir más de 250 000 sistemas de baterías MEB al año, para los modelos eléctricos de Škoda y los de otras marcas del Grupo. Nuestro objetivo es claro: queremos producir componentes eléctricos o vehículos eléctricos en las tres plantas checas para 2030”.

Conversaciones: