Híbridos y Eléctricos

MODIFICACIONES DE HARDWARE Y SOFTWARE

Tesla evoluciona el Model 3 y Model Y en 2022: muchos cambios por dentro y ninguno por fuera

Tesla realizará varios cambios en el hardware y el software del Model 3 y del Model Y en 2022. Sin modificaciones “cosméticas”, las diferencias se centran en la parte técnica y están relacionadas con la seguridad y el confort a bordo y también en el software.

Tesla Model 3 tesla Model Y
Tanto el Tesla Model 3 como el Model Y recibirán una importante cantidad de cambios mecánicos en 2022.

En 2021, el Tesla Model 3 recibió un cambio de imagen con algunas modificaciones prácticas y otras estéticos que pasaban casi inadvertidas. Sin embargo, en 2022, Tesla ha decidido realizar cambios más importantes para continuar desarrollando tanto esta berlina eléctrica como su derivado en formato SUV, el Model Y. Tesla evolucionará las unidades producidas en 2022 con varios cambios técnicos relacionados con el hardware y el software que no tendrán ningún reflejo en la parte estética.

La información sobre los cambios en los dos coches eléctricos de Tesla proviene de una filtración producida durante el proceso de homologación de ambos modelos, lo que ha permitido conocer todas las novedades que se incorporan, y constatar que, aparentemente, no hay novedades estéticas que delaten que los coches son diferentes a los de este año.

Muchos cambios técnicos en el Model 3 y en el Model Y para 2022

Los cambios relacionados con las partes mecánicas de los diferentes sistemas que componen los coches son abundantes y suponen una evolución a mejor en ambos casos. La batería de bajo voltaje, que hasta ahora era de 12 voltios pasa a ser de 15,5 voltios y además también será de iones de litio, como la de tracción. También se modifica el sistema AVAS que permite que los peatones escuchen la presencia del vehículo cuando este circula a bajas velocidades. Ahora es un sistema ‘Superhorn 3 en 1’ en el que se ha modificado el altavoz que emite los sonidos, y que, además, también incluye la bocina y la alarma.

Los asientos del Model 3 y del Model Y incorporarán una nueva espuma tanto en las banquetas delanteras como en la trasera. La mecánica que permite sus movimientos también se modifica puesto que Tesla ha cambiado de proveedor. La seguridad pasiva también se ve afectada con la incorporación de un airbag lateral adicional en el lado del conductor. Las sujeciones de cinturón de los asientos traseros cambian en ambos modelos.

prueba-tesla-model-y-plazas-traseras

Banqueta trasera del Tesla Model Y.

Tesla también ha querido mejorar el aislamiento del habitáculo al añadir vidrio laminado en las lunas traseras que hasta ahora solo estaba presente en el parabrisas (en el que también se modifica la bomba de lavado) y el techo panorámico. En cuanto a este también se han revisado sus componentes buscando un mejor aislamiento.

El sistema de frenos de las versiones Performance de ambos modelos también ha revisado. En el caso del Model 3 se modifican los materiales de fricción de las pastillas de freno y en el Model Y se instalarán unas pastillas de freno específicas para Europa en todas las unidades que salgan de la Gigafactoría de Berlín. Además, la planta europea también está realizando algunos cambios específicos en sus líneas de producción, en concreto en las bisagras de las puertas delanteras y traseras y en algunos componentes electrónicos.

Otra serie de cambios fundamentales están relacionados con el software. El sistema de infroentretenimiento estará controlado por un nuevo procesador que se encargará de administrarlo. El sistema de navegación se modificará, aunque se trata de cambios muy sutiles. Por último, Tesla agregará un radar de cabina adicional en los dos modelos y actualizará la cámara de infrarrojos interior del Model Y.

El Model Y alemán

Los cambios más sustanciales se producirán cuando Tesla comience a fabricar el Model Y en la Gigafactoría de Berlín en Alemania. El Model Y europeo va a ser “una revolución en ingeniería” sobre todo en lo que se refiere a su carrocería.

Buena parte de la estructura del chasis y la carrocería del Model Y son herencia del Model 3, del que deriva pero una de las mayores diferencias entre el Model 3 y el Model Y se encuentra en el chasis. Ocho máquinas de fundición a presión fabricarán los bastidores delantero y trasero de una sola pieza gracias al aluminio de alta resistencia que no requiere tratamiento térmico ni recubrimientos metálicos. Servirán como soporte para que la batería forme parte de la estructura reduciendo en 370 las piezas actualmente necesarias para conformar el chasis.

Conversaciones: