PRODUCCIÓN DEL MODEL 3

La línea de producción del Tesla Model 3, automatizada en un 95%

Elon Musk permitió la entrada a la línea de producción del Tesla Model 3 a Bloomberg, donde se encontró a cientos de robots transportando y uniendo las piezas del coche.

Imagen de Bloomberg tomada en Fremont, California.
Imagen de Bloomberg tomada en Fremont, California.

Pocas veces Tesla se abre a la prensa del modo en el que lo acaba de hacer el mismo Elon Musk, mucho más dado a pronunciarse él mismo en eventos, Twitter o llamadas a inversores. Sin embargo, ha abierto las puertas de su planta de Fremont, en California, a la agencia Bloomberg para mostrar cómo se fabrica el vehículo más importante de la marca, el Model 3.

La agencia relata que, después de una semana de inactividad añadiendo una línea de producción más, mejorando la ventilación tras un incendio en el taller de pintura y revisando todas las máquinas de la fábrica, la producción del Model 3 se ha retomado para intentar alcanzar, a finales de junio, el objetivo de 5.000 unidades por semana.

Musk admitió a mediados de abril que confiar demasiado en la automatización en la producción del Model 3 había sido un error. Sin embargo, Bloomberg asegura que el 95% de la línea de ensamblaje de la carrocería de la berlina está automatizada, con robots por todos lados transportando materiales, uniéndolos y esculpiendo, como si fueran artistas, el cuerpo del Model 3.

Captura de pantalla 2018-06-08 a las 17.53.14

Los peligros de la automatización

De hecho, como aceptó Musk en abril, el exceso de automatización en la línea de producción provocó múltiples problemas que ralentizaron su fabricación hasta el punto que aún no se ha conseguido llegar a las 5.000 unidades semanales, un objetivo previsto inicialmente para el pasado mes de diciembre. Sin embargo, tras los parones para solucionar los problemas y eliminar los 'cuellos de botella', parece que la marca se ha adaptado al alto nivel de automatización y empieza a aumentar su volumen de producción gradualmente.

En el artículo, Elon Musk explica cómo han afrontado los problemas desde que iniciaron el proceso de fabricación de la berlina, como el cambio del sistema de transporte de componentes o los problemas con la producción del módulo de la batería. Aun así, Elon afirmó que, por fin, están cómodos con el alto nivel de automatización del proceso de ensamblaje de la carrocería, una de las partes más complejas de todo el camino desde que se fabrican las piezas, hasta que los Model 3 salen de Fremont.

La unión entre cuerpo y propulsor

Otro de los principales problemas de la producción de la berlina ha sido la unión del propulsor y la batería al cuerpo previamente ensamblado por las máquinas de Fremont. Sin embargo, como han publicado varios medios, Tesla arregló este percance antes del último parón de producción. 

model3cover

Cuando estos procesos han terminado, Musk explicó que 47 robots repasan la carrocería de cada unidad tomando las medidas de 1.900 puntos distintos y comparándolos con las medidas de los diseños como parte del control de calidad. Solo cuando cada punto coincide con los diseños con un margen de error menor a 0,15 milímetros, esa unidad puede pasar a la siguiente fase, las pruebas dinámicas en carretera, donde ser miden aspectos como los ruidos, tanto de materiales como aerodinámicos, y los almacenan con el número de identificación del vehículo exclusivo, de modo que los Service Centers de Tesla pueden ejecutar diagnósticos de cada vehículo revisando incluso su estado de fábrica.

En la última junta de accionistas de la marca, Elon Musk se mostró convencido de que serán capaces de llegar al objetivo de las 5.000 semanales, además de asegurar que han mejorado la calidad general de los procesos de construcción, permitiéndoles producir más y mejor en menos tiempo.

Conversaciones: