Híbridos y Eléctricos

EL SATÉLITE DE LAS CARRERAS

El Tour de Francia apuesta por los coches eléctricos

Skoda ha incorporado el Enyaq iV a la flota de coches de la organización para reducir el impacto medioambiental de la prueba y evitar la emisión de gases nocivos cerca de los deportistas. En dicha flota se incluye el vehículo de mando y centro de control móvil (“Coche Rojo”) del director del Tour.

Tour 1
El Skoda Enyaq iV es el coche del Director de Carrera del Tour de Francia.

El Tour de Francia 2021 ya está en marcha. La prueba de ciclismo más importante del mundo encara su parte decisiva, pero en Híbridos y Eléctricos vamos más allá del rendimiento deportivo de los corredores. Aunque también nos gustan las bicicletas, sobre todo las eléctricas, esta vez nos fijamos en el Skoda Enyaq iV, el coche encargado de dar el banderazo de salida en cada jornada y de encabezar todas las etapas.

El SUV eléctrico de la firma checa sustituye al Superb y apuesta por un motor eléctrico de hasta 265 CV (195 kW) de potencia y una batería de 77 kWh, que ofrece una autonomía aproximada de 500 kilómetros en la versión con tracción a las cuatro ruedas. 

De todos modos, el vehículo donde viaja el director general del Tour de Francia, Christian Prudhomme, está perfectamente adaptado a las necesidades de esta prueba deportiva. A simple vista se observa un amplio techo de cristal para poder vigilar la carrera y dar indicaciones des del coche a los diferentes corredores. Su interior también está modificado, integrando un sistema de comunicación muy completo.

tour 2

El vehículo del Director es el único que puede cruzar la línea de meta.

Todos los ajustes para convertir estos coches en autenticas oficinas móviles se hacen en la población de Ledče, cerca de Praga. En esta pequeña fábrica se instalan baterías adicionales, así como las balizas y las seis antenas que les permiten comunicarse con el resto del pelotón, comisarios y los directores de equipo.

El “coche rojo”, el único autorizado a cruzar la línea de meta junto a los ciclistas, debe estar en impecables condiciones ya que en el suelen viajar las autoridades invitadas por Prudhomme. El revestimiento interior no deja ningún detalle al azar y todas las transformaciones que se realizan quedan perfectamente escondidas bajo la tapicería. El resultado es un coche electrificado de primera clase.

skoda

El  Enyaq iV es un centro de comunicaciones sobre ruedas.

Por otro lado, la organización de la “Grande Boucle” tiene como objetivo que en la edición de 2024 todos los vehículos acreditados tengan un mecanismo de propulsión alternativo al tradicional, como sistemas híbridos, eléctricos o de gas. Actualmente el 85 % del parque automovilístico de la organización usa motores híbridos o eléctricos, mientras que en 2020 esta cifra rondaba el 12 %. Ahora son los equipos los que tienen que apostar por una movilidad sostenible para sus coches de apoyo. 

Con un despliegue de 250 vehículos en total, Skoda proporciona movilidad a los organizadores de este clásico del ciclismo así como a numerosos equipos. La flota incluye los modelos Enyaq iV (eléctrico), Octavia iV y Superb iV (híbridos enchufables) y Octavia con motor de combustión.

Conversaciones: