Híbridos y Eléctricos

NUEVAS CELDAS UNIFICADAS

Volkswagen anuncia baterías para coches eléctricos un 50 % más baratas en 2 años

Volkswagen ha anunciado una reducción de hasta el 50 por ciento en el coste de las baterías de coches eléctricos a partir de 2023 gracias a unas nuevas celdas unificadas, que además ofrecerá más autonomía y menores tiempos de recarga.

Volkswagen-ID3-2020-bateria_portada
Esquema de batería del Volkswagen ID.3

En el marco de su 'Power Day', un evento donde ha expuesto todos los planes (de los que pueden hacerse públicos) sobre lo que tiene que ver con electrificación, Volkswagen ha hecho un anuncio de suma relevancia: reducirá a la mitad el coste de las baterías de sus coches eléctricos en sólo dos años, a partir de 2023.

Volkswagen se ha propuesto el objetivo de abaratar notablemente el coste de las baterías, así como su complejidad, y al mismo tiempo aumentar su autonomía y prestaciones. Según Thomas Schmall, miembro del Consejo de Tecnología del Grupo Volkswagen, esa es una de las claves para que la movilidad eléctrica sea por fin «asequible y la tecnología de conducción dominante».

El grupo alemán ha anunciado que reducirá gradualmente el coste de sus baterías, abaratándolas en hasta un 50 % en sus coches eléctricos pequeños y en hasta un 30 % en los coches de segmentos superiores y de gran volumen. Según Volkswagen, el precio de las baterías quedará «muy por debajo» de los 100 euros por kWh.

Esta reducción en el coste de las baterías será posible gracias a las nuevas celdas unificadas que se emplearán con baterías estructurales. La nueva celda unificada se lanzará a partir de 2023 y para el año 2030 irán equipadas en el 80 % de los vehículos eléctricos del Grupo Volkswagen (incluyendo a todas las marcas). 

reduccion-costes-baterias-coches-electricos-volkswagen

Ahorro de costes en la fabricación de baterías de Volkswagen.

Según el fabricante alemán, conseguirán ahorrar costes optimizando el tipo de célula, aplicando métodos de producción innovadores y haciendo un uso intensivo del reciclaje. La fuente de ahorro más importante serán las propias materias primas del ánodo y el cátodo, que permitirán reducir el coste un 20 por ciento. El diseño de la celda permitirá ahorrar otro 15 por ciento, mientras que la producción reducirá el precio otro 10 por ciento gracias a procesos más eficientes y economías de escala. El 'concepto' de la batería supondrá otro 5 por ciento de ahorro adicional.

Además de ser mucho más baratas, estas nuevas baterías también prometen tener mejores prestaciones: más densidad energética, más potencia y un menor peso. Combinadas adecuadamente, esto dará lugar también a coches eléctricos con mayor autonomía y mejores tiempos de recarga.

Volkswagen aumentará considerablemente la producción de baterías en Europa

Una de las claves en la reducción de costes de las baterías reside en la fabricación propia. El Grupo Volkswagen dará un fuerte impulso a la producción de baterías en Europa hasta tener un total de seis fábricas de celdas en funcionamiento -en Europa- para el año 2030, garantizándose así la seguridad y regularidad en el suministro.

componentes-bateria-volkswagen

Volkswagen ya consigue reciclar el 95 % de los materiales de una batería.

Las dos primeras fábricas entrarán en funcionamiento en Skellefteå (Suecia) y en Salzgitter (Alemania). La fábrica sueca, que Volkswagen dirigirá en colaboración con Northvolt, entrará en funcionamiento en 2023 y concentrará el grueso de la producción, que se irá ampliando gradualmente hasta alcanzar una capacidad anual de hasta 40 GWh.

Además de las dos mencionadas, Volkswagen construirá una fábrica en Europa Occidental (en España, Francia o Portugal, «en función de las condiciones que haya en cada sitio», según Thomas Schmall); otra en Europa del Este; y dos más cuya localización todavía no se ha anunciado. Cuando estén terminadas, está previsto que las seis nuevas fábricas tengan una producción total de 240 GWh al año (40 GWh cada una de ellas).

El gigante automovilístico recortará 5.000 puestos de trabajo

En el marco de su estrategia de ahorro de costes, muy necesarios para financiar la cuantiosa inversión en coches eléctricos y baterías, Volkswagen anunció ayer domingo un plan de supresión de empleos que podría afectar a 5.000 puestos de trabajo hasta finales de 2023.

El grupo alemán informó en un comunicado de un acuerdo alcanzado con el comité de empresa sobre «un conjunto de medidas de regulación por edad» de su masa salarial. Volkswagen espera que alrededor de 900 empleados opten por la jubilación anticipada a corto plazo, y que «un número de cuatro cifras», entre 2.000 y 4.000 personas, abandonen la empresa en un cese progresivo de la actividad.

Conversaciones: