Híbridos y Eléctricos

VENDIDA LA PRODUCCIÓN DE 2022

Volkswagen cuelga el cartel de completo: la producción de sus coches eléctricos ya está vendida

Tras recibir miles de pedidos, Volkswagen anuncia que la producción de Europa y Estados Unidos ya está completa para este año. Las entregas se retrasan a 2023.

volkswagen-id5-gtx_03
Volkswagen cuelga el cartel de completo: la producción de sus eléctricos ya está vendida

Lo que bien podría ser considerado como un gran éxito, también puede teñirse de drama. Volkswagen ya tiene asignada toda la producción de eléctricos para este año, y apenas hemos alcanzado la mitad del curso. Si buscas cualquier miembro de la familia ID prepárate para esperar unos cuantos meses antes de recibir tu coche eléctrico. Las fechas de entrega ya se prolongan hasta el 2023.

Durante la pasada rueda de prensa del análisis de resultados del primer trimestre, la cúpula directiva de Volkswagen se mostró encantada con los excelentes resultados financieros. A pesar de haber reducido las entregas y la producción, el margen de beneficio ha sido mayor que nunca. Las arcas de la compañía están a rebosar, aunque por delante se presentan problemas importantes en cuanto a la capacidad de producción de su flamante flota eléctrica.

«Tenemos pedidos entrantes extremadamente altos, significativamente más altos que en 2021. Básicamente estamos agotados en Europa y Estados Unidos para este año». Así, con estas palabras, el mandamás del Grupo Volkswagen, Herbert Diess, ha anunciado que la producción no será capaz de cumplir las exigentes expectativas de los clientes. Una muerte de éxito a la que se tendrá que buscar una solución, pues muchos clientes no estarán dispuestos a esperar un año para recibir su flamante coche eléctrico de Wolfsburgo.

electricos-volkswagen-id
Volkswagen tiene vendida toda la producción de modelos eléctricos ID prevista para 2022.

La situación de los mercados está causando, una vez más, fuertes estragos en la comunidad del motor. La pandemia, la falta de componentes y el incremento en los precios de la energía, están causando que las líneas de montaje se vean afectadas en su capacidad de producción. Hay menos coches y más caros. Esta es la difícil situación en la que se encuentran marcas y clientes, los cuales acaban pagando las consecuencias con una demora excesiva y un incremento en el precio exagerado.

Volkswagen está haciendo encajes de bolillos para cuadrar la producción. En los últimos días han surgido fuertes rumores a una reestructuración en las líneas de montaje. Modelos como el recién nacido ID. Buzz podrían desviar parte de su producción a otros países como Estados Unidos. La inestabilidad europea y los cierres puntuales de las fábricas de China han supuesto un grave problema que ha provocado que toda la producción de 2022 ya esté vendida.

Más modelos en el futuro

Más allá de los retrasos, Volkswagen no va a liberar presión en el acelerador del cambio. La gama eléctrica, la familia ID, seguirá creciendo en los próximos meses y años. El ID. Buzz será el siguiente en circular por nuestras carreteras. A él se sumarán lanzamientos tan importantes como las versiones GTX de los Volkswagen ID.3 e ID.4, además del esperado Volkswagen Aero B que debería revolucionar la familia con su nueva plataforma y una oferta tecnológica de vanguardia con más de 700 kilómetros de autonomía. El futuro promete, pero los coches tienen que seguir llegando a los clientes.

Conversaciones: