Híbridos y Eléctricos

LA NUEVA FORMA DE PROPIEDAD PARA LOS JÓVENES

Volvo apostará por la suscripción a los coches eléctricos como alternativa a la compra

Volvo apuesta por suscribir a sus clientes a los SUV híbridos suaves, enchufables o eléctricos puros, como respuesta a la demanda de este formato de vehículos y a la reducción de las emisiones.

Volvo XC40 Recharge, el primer SUV eléctrico de la marca sueca.
Volvo XC40 Recharge, el primer SUV eléctrico de la marca sueca.

El CEO de Volvo, Hakan Samuelsson, tiene en su mente seguir la senda de la electrificación en todos sus grados, desde los híbridos suaves, pasando por los híbridos enchufables, hasta llegar a los eléctricos puros. En solo dos años, la cuota de ventas de vehículos eléctricos será del 10% y en 2025, la mitad serán coches totalmente eléctricos y la otra mitad de modelos híbridos. Cambiará la forma de entender la propiedad por un modelo de suscripción que busca atraer a los clientes más jóvenes. El otro gran objetivo de la marca sueca es convertirse en una empresa neutral en carbono en 2040 reduciendo su huella de carbono en un 40%.

Para poder abordar la gran inversión que suponen las nuevas tecnologías, Volvo necesita combinar su negocio de motores con el grupo chino Geely, al que pertenece desde 2010. “Esa es la forma de soportar inversiones en I+D de alrededor del 5% o 6% de los ingresos”. Para Samuelsson, la mejor apuesta sería detener la producción de automóviles de combustión y confiar en la gran aceptación de los vehículos eléctricos, pero, por ahora, Volvo no dejará de fabricar coches convencionales: “Estamos bastante seguros de que los vehículos eléctricos contribuirán a nuestro crecimiento”.

volvo

Hakan Samuelsson, CEO de Volvo.

Los híbridos enchufables, más ventajas que un diésel

Los híbridos enchufables de Volvo no son solo una alternativa al vehículo convencional. El trabajo está en la comercialización y en la capacidad de comunicarles a los clientes las ventajas de enchufar sus coches. “Por eso decidimos darles su propio nombre. La línea de automóviles Recharge debería representar el 20% de nuestras ventas globales el próximo año”. Según Volvo, si los propietarios “realizan la mitad de sus recorridos movidos por electricidad” sería como si el 10% de las ventas fueran de eléctricos puros, lo que “es un gran paso”, asegura Samuelsson. Durante el primer año, Volvo pagará la factura de electricidad de la línea Recharge. “Debemos alentar a las personas a recargar sus híbridos enchufables, además de recordarles que ofrecen hasta 400 CV de potencia y tracción total”.

Hace cinco años, Volvo decidió que si quería ofrecer a sus clientes lo que querían, SUV grandes y pesados, y a la vez reducir las emisiones, necesitaba electrificar su tren motriz. A corto plazo, el cambio de tecnologías supondrá un recorte sobre los márgenes de beneficio, pero los coches electrificados de Volvo “serán rentables desde el principio”, incluidos los híbridos enchufables que, según Samuelsson, ya lo son. Existirá una reducción inicial en los beneficios, pero lo que sería realmente arriesgado “es tener solo modelos de combustión en nuestro catálogo dentro de cinco años”.

El siguiente paso es convencer a los clientes de que de que hay alternativas al diésel. Si no les convence la obligación de recargar a la que someten los híbridos enchufables hay una segunda alternativa con los híbridos suaves de gasolina.

Tecnología híbrida suave de 48 V de Volvo

Tecnología híbrida suave de 48 V de Volvo.

Los eléctricos necesitan 400 kilómetros de autonomía

El primero de los modelos totalmente eléctricos de Volvo será el XC40 Recharge, una variante del SUV pequeño de la marca para que sus clientes tengan la oportunidad de decidir entre todas las opciones de motorización disponibles para él. Con dos motores eléctricos de 304 kW (408 CV) y tracción integral, ofrecerá una autonomía de 400 kilómetros bajo el ciclo de homologación WLTP, aunque por ahora no se conoce la capacidad de su batería.

Según las investigaciones de Volvo, sus clientes, de media, mueven su coche 15 veces al día, por lo que “es probable que necesite más de 400 km de autonomía, que es más fácil de lograr con un automóvil más pequeño”, como es el caso del XC40.

Las baterías necesitan un suministro mundial

Volvo ha firmado contratos para proveer las baterías de sus coches eléctricos con el fabricante chino CATL y el surcoreano LG Chem, pero ha prescindido, por ahora, de la también sueca Northvolt, que ha firmado su mayor contrato con Volkswagen. Según Samuelsson, es un proveedor potencial, pero “preferimos trabajar con proveedores que puedan abastecernos a nivel mundial, no solo en Europa”. LG Chem y CATL construirán nuevas fábricas de baterías en Europa, Estados Unidos y Asia.

Volvo XC40 Recharge

Volvo XC40 Recharge.

La nueva forma de propiedad para los jóvenes: la suscripción

La movilidad está cambiando y Volvo quiere facilitarla sin restar libertad, evitando tener que ir a un concesionario y comprar un coche o a alquilarlo. “Lo que será muy atractivo en el futuro es pagar una tarifa plana de suscripción por el producto”, asegura Samuelsson, que es lo que ofrece Care by Volvo: “Después de tres años, si te gusta, lo conservas durante tres o cuatro años más, si quieres te llevas uno más grande y sino, cancelas el contrato”.

Volvo asegura que este sistema no tiene porqué ser menos rentable que la venta. “Una inversión de capital de 50.000 euros es mucho más que comprometer 500 euros al mes“. Por eso, el fabricante lo orienta a clientes jóvenes y ya lo está comprobando ya que sus clientes Care by Volvo son 10 años más jóvenes que los tradicionales.

Conversaciones: