Híbridos y Eléctricos

HASTA 3 VECES MÁS AUTONOMÍA QUE UNA ELÉCTRICA CONVENCIONAL

Pragma presenta la Alpha2.0: una bicicleta de hidrógeno con una autonomía espectacular

La nueva Alpha2.0 promete una autonomía de entre 130 y 150 km independientemente de las condiciones climáticas. Su principal escollo, el precio: unos7.000 euros.

Pragma presenta la Alpha2.0: una bicicleta de hidrógeno con una autonomía espectacular
Pragma presenta la Alpha2.0: una bicicleta de hidrógeno con una autonomía espectacular

Antes incluso de que llegasen al mercado propuestas con pila de combustible en el ámbito de los coches, la empresa francesa Pragma Industries ya había lanzado la bicicleta eléctrica Alpha, alimentada gracias a una pila de combustible, es decir: gracias al hidrógeno. Este elemento tiene un enorme potencial por ser el más abundante del Universo, pero aún hay escollos importantes para popularizar la tecnología de la pila de combustible. Eso no impide, sin embargo, que poco a poco vaya habiendo más vehículos con esta tecnología y la última propuesta es la Alpha2.0. Una bicicleta eléctrica con pila de combustible cuyos creadores aseguran que tiene una autonomía de 150 kilómetros con una sola carga.

Una autonomía muy destacable si tenemos en cuenta que, por lo general, una bicicleta eléctrica con batería de iones de litio tiene una autonomía de entre 40 y 80 kilómetros -si bien es cierto que cada vez van lanzándose al mercado modelos con autonomías superiores, con modelos como la Specialized Turbo Creo SL, cuyas baterías le proporcionan 130 km de autonomía eléctrica-.

pragma-motor-bici-hidrogeno-alpha2

La nueva Alpha2.0 monta una arquitectura mecánica consistente en una pila de combustible PEM de 150 vatios que se combina con una batería de iones de litio de 150 Wh y un motor eléctrico Brose de 250 W de potencia (unos 0,34 caballos) que proporciona asistencia hasta los 25 km/h de velocidad. Equipa un tanque de hidrógeno de forma cilíndrica capaz de almacenar 2 litros de gas a 300 bares de presión, un 50% más que en el modelo anterior (200 bares) y que es la clave para su mayor autonomía. Según sus creadores, una de las mayores ventajas respecto a las bicis eléctricas convencionales es que la Alpha2.0 de hidrógeno se recarga en sólo 2 minutos.

Pragma asegura que su nuevo modelo cuenta con un medidor de autonomía ultra preciso, capaz de indicar la autonomía restante con un margen de error de 1 kilómetro. La empresa afirma además que su bicicleta mantiene sus prestaciones y la autonomía en cualquier tipo de condiciones climáticas, incluso con mucho frío (circunstancia en la cual la autonomía de los vehículos eléctricos suele desplomarse). La compañía francesa se ha asociado con Ergosup, una compañía suministradora de hidrógeno, para poner a disposición HyRis, una compacta estación de recarga de combustible de hidrógeno.

La Alpha2.0 se presentará formalmente en la cumbre del G7 el 24 de agosto.

Si bien tanto Toyota como Hyundai, los dos fabricantes de coches con apuestas en firme por el hidrógeno, tienen el objetivo de escalar sus pilas de combustible más allá de los vehículos de pasajeros (con intención de extenderlo a vehículos comerciales e industriales), Pragma asegura que su bicicleta está enfocada a flotas, empresas de reparto de último kilómetro, alquileres turísticos o servicios de uso compartido (bike-sharing).

Tiene sentido lo anterior, teniendo en cuenta que su alto precio de adquisición es uno de sus prinicipales escollos para que triunfe entre los particulares. La bicicleta de Pragma, que se presentará oficialmente en la próxima cumbre del G7 con el despliegue de 200 unidades (que podrán probar periodistas acreditados en tal evento), costará unos 6.800 euros. Y eso no es todo, pues a los casi siete mil euros de coste hay que sumar el precio de la estación de repostaje, que costará varias veces más que la propia bici.

Conversaciones: